jueves, diciembre 31, 2009

Adios

"Dale Señor el descanso eterno y que alumbre para él la luz eterna..."

Un aroma a flores de repente invadió toda la habitación, ahi no faltaba ninguno de los que teníamos que estar, había unos cuantos de más, solo haciendo relleno, pero se les agradece su presencia para dale ese último adiós.

Adiós a él, él que siempre fue tan fuerte y lleno de vida, que pese a la adversidad conservaba el sentido del humor y te robaba no una, sino miles de sonrisas, las mismas que él te regalaba así solo porque sí.

Adiós a él, que disfrutaba de las tardes conectándose con la naturaleza, las sierras, las huertas, que podía entretenernos por horas recolectando luciérnagas para que alumbraran desde su camisa. Que te animaba a salir, dejar atrás esas 4 paredes y ver el mundo, la belleza que encierran las montañas, que te acercan otro poco al cielo.

Adiós a él, que siempre tenía una palabra de aliento, que me ayudó tanto a confiar en mi misma, que me ayudó a descubrir el poder de mi mirada. Se fue y yo me quede con esa deuda enorme que tenía con él, que no tendría como pagarla aunque yo fuese quien se adelantara en el camino.

Adiós porque emprendió un viaje por otros caminos que ya nos tocará recorrer, caminos que va explorando por adelantado para poder guiarnos cuando lleguemos a ese umbral. Él que no se ha ido del todo, es solo un adiós a su cuerpo, porque su presencia sigue en nosotros, el viento trae consigo su aroma y revive las memorias que acercan su risa, su voz.

Es un adiós para que no se detenga en este mundo, que siga su camino que ya le habremos de alcanzar, que siga de frente ya sin sufrimientos, reviviendo y deshaciéndose de todo lo que le molestaba.

Es una despedida donde las lágrimas brotan al recordar toda la dicha y el bien que nos hizo, que por ese corto o largo tramo, nos haya acompañado en el camino.


Descanse en Paz
Igancio Anchondo Rosales.


*El recuerdo es eterno y aunque ya han pasado algunos dias desde su partir yo necesitaba vaciar mis pensamientos.

martes, diciembre 22, 2009

Pensando...

De nuevo las ideas comienzan a asaltar mi mente… tan insistentemente que logran en momentos desconcentrarme, pero las presiones ganan y los demonios se quedan callados pero no muy conformes. Los acordes de esa canción siguen dando vueltas en mi mente y me pregunto una y otra vez “Que pasaría… ?”.

Mi mente se rehúsa a descansar, pero el cansancio termina por vencerla y logro conciliar el sueño, o por lo menos desconectarme de mi misma por unos instantes, creer que todo es posible, creer que puedo hacerlo posible. Quizá solo es resultado de las fechas, de las noticias, de las palabras, de las charlas y mucho de mis anhelos. Pero pienso y recuerdo, imagino, sueño y entre tanto escenario ya no se en cual estoy, ni cual es mi papel.

Hay quienes aseguran que estoy en muy buena etapa de mi vida y que aunque sus deseos parecieran contradictorios, se alegran porque me siento plena y feliz. Hay otros que piensan que por fin estoy haciendo las cosas bien y hay quienes creen que no he cambiado y están esperando el momento en que me equivoque para decirme… “te lo dije”. Por el momento solo se que estoy, que estoy bien, que me siento feliz, que ninguna de esas nubes grises que de repente se posan sobre mi cielo son malas, al contrario, me regalarán la lluvia y me acompañarán para que confundirse con mi caudal.

Esta época no es de las que más me gusten, pero tampoco es para desear o hacer que los demás lo sientan como yo, hace años nos propusimos a darle un giro, hacer un esfuerzo por cambiar las cosas… así que de todo corazón a todos los que viven en mi les deseo lo mejor…

Y yo solo pido que no me olviden, con eso tengo el mejor regalo de todos.

lunes, noviembre 23, 2009

Todo paso hoy...

Hoy han pasado tantas cosas que tengo ganas de gritar, salir corriendo y hablar y hablar y hablar. Pasó de todo, pero de todo, pero entre el recuento fue un buen día.

Hoy...
*Me enteré de una noticia muy poco abradable, de posibles consecuencias negativas por las políticas económicas erradas de nuestro Gobierno Federal, que espero que no pase a mayores y que esa fuente de empleo se mantenga.
*Tuve diferencias con mi jefe, cuando me reclamó por algo que él mismo me pidió y si no quiere que le reclamen, si no quiere darle explicaciones a producción, pues que me diga bien que quiere. Y así no hay necesidad de subir el volumen al hablar.
*Por estar ayudándole a mi mamá con la nuez me dió alergia. Me salió salpullido en mi mano, no recordaba que soy alérgica al Nogal. Ahora pica... pica...
*Me di un buen susto con las presiones de los altos y los errores de ND, pero lo bueno es que despejaron mi duda y me ahorraron unas cuantas explicaciones al abuelito.
*Estuve 2 horas en una junta para que casi al final, en unos cuantos segundos yo dijera... "No Release" y ya. Creo que hice más en los 2 min que me sacaron de la junta para ver un desarrollo jajaja.
*Mi MSN se volvió loco, mi tel no quizo enlazar una llamada y deje a uno de mis mejores amigos en espera, cuando necesitaba hablar conmigo. Y ahora que tengo todo disponible, no lo localizo.
*No tengo ganas de hacer algo que me pidieron, solo porque la forma y los motivos por los que me lo pidieron no me gustan.

Pero a pesar de todo esto... ten oun gran motivo para estar feliz, bueno 2, ahh no son 3, mmm mas bien son como 5.
Así que todo esto a esta altura del día solo me da risa y me siento bien, conmigo y con todo lo que me rodea.

Ahora tengo ganas de salir a caminar.... ¿Quién me acompaña?

domingo, noviembre 15, 2009

Duermes...

Ya tenía ratísimo que no escribía por acá y la verdad es porque no me había dado el tiempo, siempre corriendo y con un montón de pendientes en la cabeza. Pero esta noche me dieron muchas ganas de escribir para decirte todo lo que mueves en mí cuando te veo, cuando te escucho, cuando me cuentas tus historias y tu risa llena todo mi ser.

Las cosas se van relajando, sigue siendo exagerado el trabajo que se tiene en la oficina. Ahora tengo 3 días de descanso y no hay viaje programado por otras razones. No me gusta ver películas sola, así que busco algo que me entretenga entre cierta selección de música y me encontrado con una en específico que llego a mis manos pensando en ti. Y la pongo una y otra y otra vez y lo que dice es tan cierto.

El ver que caes en los brazos de Morfeo, imaginar todos los sueños que teje tu mente y como todo queda fuera, pues tú duermes y una paz indescriptible te envuelve. No puedo dejar de mirarte, grabar en mi mente cada uno de tus rasgos para repetirlos cuando yo cierre mis ojos. Y me siento tan feliz de que estés en mi vida, que en ocasiones no encuentro las palabras.

Tengo la esperanza de que descubras el mensaje en cada caricia, que sepas cuanto te quiero y todo lo que estoy dispuesta a hacer por ti. Cuando el sueño te vence recapitulo todo lo vivido contigo y me encanta el eco de tu risa que se quedó suspendido en el aire, es algo mágico verme reflejada en tus ojos y cuando tu “te quiero” rompe el silencio.

La música sigue sonando… y es la misma canción, tú duermes y como se canta estoy segura que tú “aún sueñas con princesas”. Puede que aún no sepas leer, pero ya te diré todo esto mirándote a los ojos con un fuerte abrazo y miles de besos. Todo eso y mucho más para mi ratón.

viernes, octubre 16, 2009

¿Porqué?


¿Por qué la gente suele ser así? Uno cree, se forma ideas mentales que se refuerzan con acciones, actitudes. Y el tiempo pasa y todo siempre bien, uno piensa que puede llegar a conocer a una persona, se ha compartido tiempo, experiencias, risas, llanto y mucho más.

Pero hay gente que en la adversidad cambia, se aleja, se aísla, hiere. No se sabe cual de las 2 es la verdadera, pues son completamente antagónicas, entonces esa imagen mental se va desmoronando y no hay un brillo detrás, las cosas se escapan de la mano y uno siente que está vacía, que se sostenía de un fantasma.

Para esos cambios alegan que es para que no “duela” el adiós, pero duele más matar todo eso. La verdad ya no sé quien es... que hace… que significa… que de lo que dice es verdad, si dice una mentira sobre otra y aunque se le desmientan frente a frente, cree que con tan solo una sonrisa lo puede arreglar, pero la imagen se desgarra aún más.

Yo no entiendo porque la gente cambia, o quizá así son en realidad, solo que todo eso estaba oculto a la vista, o cegado por lo que me aferré a creer. Ahora lo único que me queda es desearle éxito y comprender que lo importante y relevante entre su persona y la mía son diferentes… demasiado diría yo.

Esperemos que todo esto solo sea producto de mi imaginación y de las tensiones que se han ido acumulando.

jueves, octubre 01, 2009

¿Quién realmente eres?

El correo se llena de tantas cosas, pendientes, información, nuevos proyectos, mensajes interesantes, palabras de la gente que me importa y sumado a todo eso, de vez en cuando me llegan mensajes que con tan solo unas cuantas palabras echan a andar mi mente y me cuestiono los mismo una y otra y otra vez.

La pregunta que me hicieron me ha dado muchas vueltas en la cabeza, porque desde que vi el título “Quién realmente eres?” en el correo, me sorprendí. Primero pensé que era una cadena, pero cuando lo abrí me encontré que esa persona me hacia esa pregunta directamente a MI!!

Sorprendido por unas cuantas cosas que para mi parecen muy normales se preguntaba una y otra vez con quien realmente hablaba… mi primer respuesta fue, “Pues conmigo”, pero seguí leyendo y con la tercer vez que preguntaba lo mismo, hasta yo me puse a pensar.

No han dejado de rebotar en mi mente sus palabras “…y me vuelvo a preguntar quien realmente eres, que hace una persona como tu en un trabajo que nada tiene que ver con tu perfil, estoy totalmente sorprendido y leo lo que tienes y me sorprende mas…”

Quién soy? Mi perfil? Osea si, ya me lo habían dicho que mi perfil nada que ver con lo que estudié, pero me gustó mucho mi carrera, me encanta mi trabajo, soy feliz haciendo lo que hago, peleándome con los números, organizando la información, obteniendo información. Y no paro y nunca falta lo que sale urgente y cada día agregan más y más cosas a lo que tengo que hacer. Y me digo que yo soy la Ing. Ariadna, soy CS, me encargo de DM, que trata de hacer las cosas lo mejor posible, que dice lo que piensa, que intenta estar sonriendo y tomar las cosas de la mejor manera. Servicial, preocupona, que busca respuestas a tantas y tantas preguntas, aunque en veces se me llena la mente y duele, pero aprendo algo y me siento mucho mejor.

Creo que para responder a esa pregunta de quién realmente soy, debo empezar con la pregunta ¿Quién crees que soy?, para ver si esa idea encaja con lo que yo soy… porque la única respuesta a la que he llegado es… que yo soy… Aris.


viernes, septiembre 11, 2009

Gracias


Sin duda estoy rodeada de gente maravillosa que me ha demostrado que no estoy sola y que por muy oscuras que se pinten las nubes y la lluvia empiece a caer, todo depende del modo en que lo vea. Estos días han sido un poco complicados y la lluvia se había vuelto parte permanente del paisaje, pero nunca faltó quien me tomara del brazo, pero no para correr, sino para chapotear y reír, descubrir que la lluvia es un milagro y que por muy constante que sea se termina en algún momento y deja todo tan fresco y limpio. Los pulmones se llenan de un aire puro y no hace falta nada más.

No me cansaré de agradecerle a la vida que en mi camino me haya topado con gente así, que tan solo con una mirada adivinen mi sentir, que a pesar de estar lejos me brindan su calor y me sostienen cuando me siento caer. Han desvanecido los miedos, la tierra se sacude pero me mantengo de pie, pues me han enseñado a mantener el equilibrio para no caer. Han llenado mis oídos y mis ojos de palabras que atesoro.

Ya lo sabía es solo que ahora comprendo que no estoy sola que nunca lo he estado, que todas esas personas que han estado ahí, que han hecho una oración por la misma causa en los últimos días, lo han hecho de corazón, sin pedir nada a cambio, sin buscar alguna ventaja.

Muchas gracias a mi familia, a la que quiero tanto, que no será la mejor, pero es mía y me animan y dejan que les tienda la mano para que todos juntos nos sostengamos.

  • A Lili que a pesar que no somos de lo más unidas y aunque ya lo sabíamos, los torrentes internos rompieron el silencio y ese abrazo terminó de reparar lo necesario (Lil… yo tbn te quiero y estoy ahí para ti).
  • Al bicho que me disculpe por el silencio prolongado, pero en ningún momento deje de pensar en él.
  • La Saku, por la confianza, por las palabras, por permitir que fuera yo quien la escuchara y que tomó mi mano para sostenernos entre las dos (siempre juntas, recuérdalo manis)
  • A mi papá que hizo a un lado tantas cosas y lo sentí incondicional, muy a su manera pero que contribuyó a mantener a la familia unida pese a la adversidad.
  • Y todo fue por ti mamá, porque nos importas y por todo lo que ya te diré en mi charla interminable.

Pero hubo otra parte muy importante que estuvo siempre ahí, escuchándome, regresándome cuando mi mente se perdía y las ideas comenzaban a acelerarse, golpear contra las paredes de mi mente todas gritando a la vez, generando un dolor insoportable. Se que la familia es muy importante y que siempre estará ahí, que la sangre llama y nos une. Pero hay quienes sin lazo de sangre, me brindaron su apoyo incondicional. Todos ellos llenaron mi mundo, siempre presentes, puede que no cuente con una pareja en estos momentos, pero no me hizo falta.

A todos ellos de corazón muchas gracias….
  • A Ivan por las oraciones, la preocupación y la confianza para contarme y escucharme
  • A Alec, por los ánimos, por hacerme ver que tengo la fuerza para mantenerme en pie ahora que lo necesitaba, por creer en mí, ayudarme a visualizar y a mantenerme tranquila, pues así me requerían los que me rodean.
  • A Ismael por esas charlas con la morenita y Chuyito, por escucharme y tranquilizarme cuando ya era demasiado, por sacarme risas con los cantos, las palabras de aliento y estar siempre presente pese a la distancia.
  • A Jackie y Sandy que me hacían regresar cuando me perdía mirando fijamente al monitor, por el apoyo incondicional y estar muy al pendiente de cada noticia y de lo que se me pudiera ofrecer.
  • A Yeral por escucharme e intentar distraerme para no enfrascarme tanto, aludiendo a ese cariño rudo de solo estarnos peleando.
  • A todos los que se enteraron por terceros y que me externaron su apoyo, hicieron una oración por mi mamá y me brindaron sus mejores deseos… que se que fueron de corazón.
  • Y a los que no se enteraron… la verdad una disculpa, no es que no los tomara en cuenta, es simplemente que tanta bruma no me gusta.

Ahora todo está mucho mejor, el peligro ya pasó, la calma vuelve a mi vida, los lazos se han fortalecido y caigo en cuenta que con mi familia y mis amigos tengo, no necesito nada más. Me siento tan afortunada por todo lo que me ha dado la vida, por esos momentos de angustia que unen y que cuando por fin se desvanecen la sensación que dejan es mejor que su presencia.

jueves, septiembre 03, 2009

Hay veces...

Entre silencios y risas que me distraen, que ocupan la mente y ayudan a voltear hacia otro lado. El viento sopla a la cara y voy caminando de su mano, me va contando lo que ve, lo que ha pasado en su día, otras risas más y se echa a correr. Las estrellas se han posado en su pelo, intentan sujetarse pues el viento las desprende una a una. Y mientras el viento sopla y me trae de regreso su rastro, acerca a mis oídos su risa.

Mi mano no está sola, desde hace tiempo la suya ha llenado todo lugar, confía en mí y me da fuerza, no necesito nada más y aunque sus alas cada día se fortalecen y emprenderá su vuelo inevitable y necesario, las huellas que va dejando, ni la más fuerte tormenta podrá borrar.

Dias de lluvia



Estoy invadida de sentimientos encontrados, mucha felicidad y satisfacción, risas cantos, bailes, compañía y soledad… silencios que calan cuando la noche cubre con su manto, el viento fresco, las gotas de lluvia tocando en la ventana, mi consuelo se ha dormido y la mente comienza a divagar. Las ideas, presiones, pendientes y demás ya no son suficientes ya no llenan, la mente las desplaza y pienso y pienso y el sueño llega y se va.

Entonces lo que me dicen viene a mi mente y por un momento les compro la idea, ese pequeño instante entre que me asaltan y que mi amiga me regresa, entonces dudo que tanto sea cierto, que a lo mejor son solo palabras, de esas que vuelan con el viento, quizá solo se atravesaron en mi camino, quizá es tan solo una ilusión, producto de mi imaginación. La realidad se distorsiona y me siento perdida. Mirando por la ventana como las gotas de lluvia se precipitan, se estrellan contra el piso y en su alboroto me invitan a salir, ver que caen y caen hasta quedarse sin nada, gustándole a pocos, sin importarle a nadie.

Y de entre esos días grises, las gotas de lluvia no son las únicas que caen.

miércoles, agosto 12, 2009

Memorias...










Una noche clara después de una tormenta, vamos llegando... mojados... recargados de risa, palabras, gritos... todo lo que se pudiera querer de fuera de esa recamara ya está satisfecho... Maui se salió a mirar la luna y estamos solos los dos, con tu selección de música tenue, solo para que el frío de la ciudad no se cuele bajo la puerta.

Te quitas tu camisa empapada, yo jugueteo con tu cabello pretendiendo secarlo...te acercas despacio y me abrazas por la espalda, haces el cabello a un lado y besas mi cuello, despacito, como si quisieras hacer el momento eterno, mi piel se eriza y no se bien si es por lo húmedo de la ropa o por todo lo que ese acercamiento mueve en mi.

Con un ágil movimiento desabrochas el pantalón y cae víctima de la gravedad, yo doy la vuelta y nos encontramos así, frente a frente, puedo mirarme en tus ojos, con mis manos delineo tu cara, siento tu piel, me aseguro que no es alguno de mis sueños.

Despacio me despojas de la blusa, no hay prisa, ya no se siente frío pero aún así comienzo a temblar. Tu adviertes mis sensaciones y con las manos recorres la espalda, la cintura, las caderas. Quedarán recuerdos de los besos en el cuello, mejillas, ojos, frente. Hay un ataque de nervios, pero algo en mi sabe que será especial. Los nervios se desvanecen cada vez que besas el cuello, pues descubres que justo ahí es donde la resistencia se esfuma...

Mis manos recorren tu espalda, tus brazos, apoyo mi cabeza en tu pecho para escuchar como se aceleran los latidos de tu corazón. Al fin me animo, me acerco a tu oído pretendiendo decirte algo y beso tu oreja y hago un camino que te recorre desde ahí... entreteníéndome en tu cuello, pasando por tu pecho, tu estómago...las últimas prendas caen, no importa en que momento mi contemplación y reconocimiento es mayor...

Nos fundimos en un abrazo, cada poro pretende guardar en su memoria el roce con tu piel, el calor que despides, cada movimiento, cada caricia... y el tiempo se detiene, queda suspendido en la memoria, en esos recuerdos que te hacen volver a sentir, los que viene n y revuelven todo dentro... cuando pienso en ti

miércoles, julio 29, 2009

Al menos por hoy...


De un tiempo a esta parte, te has instalado en mi mente y se me van los minutos en traer a la memoria cada uno de tus detalles, tus movimientos, el calor de tu estadía, el tono de tu voz, la cadencia de tu respiración. Te has convertido en mi sueño recurrente, apareciendo sin falta y sin avisar en ellos. Lo has hecho ayer, el día anterior y el anterior a ese y tantos otros que ya he perdido la cuenta. Estoy segura que esta noche también podre verte rondar por mis sueños, sonreírme de esa forma tan característica, caminaré a tu lado bajo la lluvia, tomándote del brazo por si pretendes huir y sentir que el tiempo se ha detenido.

Disfrutaremos de esas charlas café tras café, las risas, los silencios, los abrazos. A cada instante diferente, pero siendo el mismo, un sueño que pueda comprarme como real. Soñar que es a ti y no a mi almohada a quien abrazo, que el calor no es solo la falta de brisa de este verano, que toda esa tranquilidad y confort me lo brindas tu, al menos en mis sueños es así.

Desconectaré los despertadores, cubriré las ventanas con gruesas cortinas que no permitan que el Sol me despierte de mi letargo, sellaré la habitación para no escuchar sonido alguno. Haré esta noche tan larga para que tu sensación no se esfume cuando la mente pretenda situarse en la realidad y se dé cuenta que lo único que tengo de ti son estos anhelos oníricos.

Mantener en mí las sensaciones vivas lo más que se pueda, antes que, por un tirón de la vida, concluya en que esto que tengo tan solo son: Sueños, ilusiones y presentes lejanías.

sábado, julio 11, 2009

Mi vida, no hay derecho...





Mi vida, no hay derecho a salir con miedo a la

calle. La ciudad se desangra y parece que no
había nadie cuando partieron un alma contra
la acera, cuando surcaron el aire gaviotas
muertas.

Tratan de convencernos de que aquí no pasa
nada. Mientras la ciudad muere, hay quién
ya clama venganza. Se empeñaron en matarnos
la ideología y, no contentos, ahora mandan
sus perros de cacería.

Mi vida, no hay derecho a salir con miedo a la
calle. Dentro de poco toque de queda y refugios
que arden. Respondamos antes de que se haga tarde,
o quizás un día despiertes y no haya nadie.

A quien mirar a los ojos para contarle que no hay
derecho a salir, mi vida, que no hay derecho a
salir con miedo a la calle.



La gente tiene miedo y ha decidido hacer su propio toque de queda, las tiendas las cierran como domingo entre semana, especialmente las del centro de la ciudad. La gente anda de prisa, solo a lo que tiene que hacer. Se acabaron esos paseos por el centro, sentarse en la plaza de armas a tomarse un agua celiz, recorrer la Hidalgo hasta la alianza, por el simple hecho de pasear.

Las puertas de las casas están cerradas como nunca, la gente prefiere el calor ahogante dentro de la casa que ser víctima de un fuego cruzado que no pidieron. No hay nadie detrás de la puerta, con el sol se van las esperanzas, la confianza de abrir a la puerta si alguien llama. Se ha pasado de estar conviviendo al aire libre a resguardarse en la última habitación, debajo de la cama, dentro del closet, aplicando la supervivencia con el pecho a tierra. Esos crujidos que se escuchan, son de la tormenta que se desata allá afuera, y que más dieran porque la tormenta acarreara agua, aunque se les inunden las casas, es mejor que una lluvia de plomo y pólvora que deja fluidos rojos regados en las aceras.

El día termina antes, la paranoia se ha apoderado de todos, las mentes se deshacen de a poco y pierden la cordura. Caminar solas, ni pensarlo. Las paradas escaladas entre el punto de partida y el punto destino se han reducido a cero, nadie levanta la mirada, no por pretender que nada sucede, sino para protegerse de ser confundidos o malinterpretados. Se suspenden eventos, los operativos son insuficientes, la cadena de comunicación en la persona menos pensada les da el aviso de quien se acerca y contraatacan. Y con el primer rugido la vida se apaga, por una o dos horas, más el tiempo de espera para asegurarse que todo pasó.

Las sirenas se han quedado mudas por largo rato, cuando rompen el silencio, sus cantos son más bien gemidos lastimeros presurosos para intentar rescatar el último soplo de vida de aquellos que se encontraban en el lugar equivocado a la hora equivocada. Gente inocente, niños, señoras, señores… y lo que más puede son los niños. Y el canto de las sirenas en vez de calmar se suma al llanto colectivo, recuperando en vez de prever.

Es de noche y desde esa parte de la ciudad nadie la mira, las casas se pierden entre los cerros y cuando pareciera que todo se ha calmado, cuando el sueño los ha vencido el movimiento empieza de nuevo y a la mañana siguiente hay unos cuantos menos y muchas lágrimas de más. Gente perdida, confundida, que fue sacada de su casa, que nunca regresó a ella. Y la vida tiene que continuar, todo está tan difícil que no se pueden quedar resguardados y tampoco tienen posibilidades de cambiar de hogar.

Bendiciones antes de salir del hogar, sabiendo que es probable no regresen jamás, ya sea por víctimas o por consecuencias de sus actos, muchas de las veces guiados por la desesperación del olvido por parte de los que acaparan el poder.

Años va para tres, y la mancha roja crece cada vez más. Y en bocas de muchos, de tantos, de todos los que se resguardaban entre los cerros, sin saber que sería el núcleo de una maraña impenetrable se repiten entre sí, una y otra vez.

“Mi vida, no hay derecho a salir con miedo a la calle.”

martes, julio 07, 2009

No se..


Que tan imprudente se puede ser cuando una idea aslta la mente y es recurrente y da vueltas y vueltas, los dedos pican, y algo dentro te retiene pero otra voz te dice que lo hagas. No se si sea costumbre, necesidad, ganas o algo que vaya más allá, pero la mente no se está tranquila.

Las actividades se han disminuido y doy vuelta a la agenda una y otra vez y tengo una puntería tal que el número que decido ya no existe, quizá marqué mal, quizá no vi bien los números, un intento, otro más y el mismo resultado negativo. Mi distractor no funcionó, se borra el número de la agenda con gran dolor. Y aun sigo con esas ganas de tomar el teléfono y hacer una llamada, tan sencilla, tan simple, pero temo que sea inoportuna o que se malentienda y los esfuerzos externos se vengan abajo por una ansiedad de mi parte de hablar con alguien que se que me entiende, que sabe que no debe haber una razón en específico, sino que en veces simplemente no se puede evitar.

Y busco salidas alternas pero no responden, dan esperanza de sacar… no se… no se que es lo que quiero sacar, lo que se me atora en la garganta, lo que hace ese nudo en la boca del estómago… será que vuelvo a ser tan estúpida de nuevo que me creo imágenes mentales de algo que no puede ser, de algo que no es para mi.

Seguiré con mis dudas, con mi angustia… con mi…. No se que… no se que es lo que me pasa… creo que mejor me voy a mojar del milagro de la lluvia para no llorar en soledad…

lunes, junio 22, 2009

Mensaje...

Quisiera tener el ovillo para hallarte al otro extremo y jalarte un poco hacia mi, o quizas seguirlo hasta llegar a ti... pero aún estoy en el laberinto y no consigo matar a la bestia...

::..Teseo..::

viernes, junio 19, 2009

Principio de Incertidumbre


“Puede que todo siga igual, también puede que no sea así”

Y las opciones de uno y de otro no dejan de dar vueltas en la cabeza, sopesando razones la balanza se inclina hacia uno y otro lado que pareciera un par de niños jugando en el sube y baja. Y sumamos los pros, los contras, los quizá, la mente se tranquiliza pensando que lo peor que puede ocurrir es seguir de la misma manera, que las cosas sigan tan cual están ahora.

El silencio se ha adueñado de las ideas, ellas quisieran salir disparadas en un grito fuerte, pero aún no se puede ventilar del todo. Y la garganta tiene un nudo, los dedos pican por quererlo escribir.

En ocasiones la mente se tranquiliza pensando en que llegar a ese punto es un logro, pero otras tantas se concentra en la posibilidad de resultados negativos y trato de tranquilizarme, pensar en otra cosa, pero miro a mi derecha y otra cara llena de incertidumbre me regresa al mismo dilema.

El semblante no miente, algo extraño han notado en mi rostro, el cielo se ha nublado y las palabras que por lo general suelo pensar y escribir han tomado sonido y se han escapado en voz alta, llamando la atención y etiquetadas como rarezas. Entre juegos se las achaco a los jueves y por dentro quisiera correr al patio, dejar que la lluvia me moje y no sentir que soy el único afluente presente.

No sé cuantos días más durará esta situación, quisiera escuchar un “si” o un “no”, que la espera se termine y las voces en mi cabeza se calmen.

Mientras tanto seguiré especulando, pidiendo que pase lo mejor y deseando que eso pase, pero YA!!!

lunes, junio 15, 2009

Nightmare...


Qué extraño que después de todo este tiempo aparezcas de repente en mis sueños, o en mis pesadillas. No sé si fue el subconsciente o la onda expansiva de algún recuerdo, pero anoche lograste meterte en mis sueños.

Con un tono reclamante por haberte olvidado, por no pensar más en ti, por no comunicarme contigo, por no preguntarle a nadie por ti. Y es cierto, te he sacado de mi mente, al menos de los recuerdos frescos recurrentes.

Ya te he perdonado y mi vida empieza a cambiar. No eres el único sobre la tierra ni lo mejor para mí. Creo que más de 2 opiniones con mucha veracidad para mí, no pueden estar equivocadas cuando me dicen que “No eres para mí, merezco algo mejor”. Así que cada quien que siga su camino, con los aciertos y tropiezos que resulten de nuestras decisiones.

A mi déjame con mi libertad y esa sonrisa que se ha posado en mis labios desde que asimilé el hecho de tu partir y comprendí que en este vasto mucho hay mucha gente que vale la pena, que vale mucho más que tu.

Así que por mucho que irrumpas mis sueños… no podrás lograr que vuelva mi atención hacia ti.

Eres pasado, allá te quedas, ahí estás bien y así es como me haces feliz.

viernes, junio 05, 2009

Cometas



Las palabras eran como los cometas. A veces las amaba pero ellas partían por el cielo y
no lograba sujetarlas. Muchas veces las palabras se soltaron de sus manos y vagaron por el azul, inasibles. Se iban, se iban…
::..Marcela Serrano..::


Con un cordel que se creía infinito se fueron atando una a una y podrían ser 5; 20; 75,903… tan ligeras y tan ágiles que la más mínima falta de fuerza las lanzaba lejos a volar por cielos extraños, sorteando tormentas, aves y esquivando una que otra piedra que les lanzaban para hacerlas caer. Eran palabras llenas de sueños, de esos que se acumulan en la bolsa bajo los ojos cuando no se logra dormir, sueños de ojos abiertos, mente intranquila. Palabras de ilusiones y presentes lejanías, que se sentían a un recuerdo de distancia, viajando a la velocidad del pensamiento, describiendo con detalle las memorias que cada poro podía revivir los instantes.

Llegando el punto en que las palabras llegaron a sentirse con alas y creer que ellas decidían el rumbo, sin darse cuenta que tras ellas el viento les trazaba el camino. Era una sensación de libertad, mirar todo desde arriba y continuar. Y en su mano ya se había terminado el cordel y por más que se estirara ya no lo podía alcanzar, repasando en segundos cada una de ellas para guardar su estela y conservar los bocetos de ojos, manos y de tanto intangible que solo ellas lograban describir.

La mirada, fija en el cielo, sin un solo parpadeo, luchando entre el “las quiero de vuelta” y el “fue lo mejor”, cruzando los dedos para que no las encuentren, deseando que lleguen a un lugar mejor, que en el camino no se topen con nubes de tormenta que las precipiten al suelo, enterrándose en el fango, perdiendo libertad. Se han perdido ya en el horizonte, los ojos arden de tanto mirar y una a una las lágrimas entre que lubrican, quieren sanar, naciendo nuevas palabras que se guardan esperando un cordel.

domingo, mayo 24, 2009

Y yo...


Charlas de todos tipos, en momentos entre bien, mal y más o menos. Él siempre ahí para escucharla, ella sabe que puede confiar en él, que en cuando lo necesite él la sabrá escuchar, con la misma atención de siempre y por más negro que luzca el paisaje, al final, él le robará una sonrisa.

No es la primer vez que las nubes de tormenta han cubierto el cielo, sin dejar un espacio vacío en el horizonte, pero tampoco es la primer vez que sus palabras disipan esa amenaza, con fuertes ventarrones que hinchan pulmones, que enjuaga a torrentes. Él disfruta escucharla hablar sobre sus pasiones, sus pendientes, sus preocupaciones, la escucha hablar y hablar sin parar y en mucho coinciden y del resto debaten y a lo acalorado de cada encuentro se le suma un café.

Coinciden (???) siempre en el mismo lugar, ella siempre en esa mesa junto al ventanal, con el libro actual sobre la mesa, del que desprende la mirada solo para anotar algo en su cuaderno o cuando la voz de él le hace voltear la mirada. Él toma asiento y en sus ojos adivina el panorama y sus ojos complementan la imagen. Un saludo y comienzan a charlar, casi siempre están de acuerdo, otras tantas se llevan la contra solo por molestar, por hacer que el momento perdure, él por verla desesperar al sentir que va perdiendo, ella por escucharlo y que no preste atención cuando le llenen nuevamente la taza de café.

Han pasado así los últimos meses y a menos que diga algo así seguirá, en esa mesa junto al ventanal, café tras café, un pan dulce y solo en los ojos la sal.

Lo ha pensado mucho los últimos días, le propondrá cambiar el lugar, otro ambiente, la misma compañía y el café que no puede faltar, para animar sus charlas, sin importar la prisa del reloj. Tan directo como siempre lo propone, y entre risas ella cambia el tema y termina por aceptar. Unos minutos bastaron para ponerse de acuerdo.

  • En un lugar tranquilo y cerca de una ventana, para poder ver las estrellas (ella)
  • Mi departamento entonces será, yo pongo los cojines y tú la compañía.
  • Yo llevo la música y tú el reproductor.
  • Tú llegas sin pendientes y yo escondo el reloj.
  • Yo llevo algo de botana y tú preparas el café.
  • Tú no te apures, solo asiste que yo pongo los besos… digo el café…

domingo, mayo 10, 2009

No es un día más!!!


Puede ser un día más, puede ser un día comercial, lo que si tengo claro es que esta fecha me hace recordar muchas cosas, memorias de cuando era pequeña, todo lo acontecido paso a paso a lo largo de mi vida. Las enseñanzas, los momentos felices, los nublados, los de intensas tormentas y ella ahi, a mi lado.

Recuerdo sus silencios, sus palabras, su manera muy extraña de demostrarnos su afecto. Hoy soy lo que soy gracias a ella, a su ejemplo. Muchas de las veces no comprendía el porqué de sus acciones, de sus cuidados que me parecían exagerados e incluso injustos, pero he comprendido que siempre eran pensando en nosotros, en lo que quería que fuéramos al madurar, porque si, ella me ayudó a madurar y afrontar todos los retos que me ha puesto la vida, me ayudó a levantarme de algunas depresiones, celebró mis logros, veló mis sueños, calmó mis miedos.

Por esto y por mucho más le agradezco a mi madre por todas esas cosas que han quedado muy grabadas en mi y que empiezan a dar fruto y hoy me siento plena y feliz. Aprendiendo a mi manera, construyendo mi vida en sólido sobre las bases que me ayudó a cimentar.

Ahora la hoja ha dado vuelta y Dios me ha dado la oportunidad de estar del otro lado e intentar hacer todo para forjar desde ahora una mujer, con los mismos valores y preceptos que estoy segura que funcionaron conmigo. Tengo a mi cuidado un ser súmamente inteligente, que me llena de dicha y despeja mi cielo de tormentas cuando se me queda viendo y me dice "mamita". Me quiebra y entiendo que en la vida no necesito nada más, que tengo todo para ser feliz, es mi motor, mi meta, mi porqué, la razón por la que me levanto de cada caida, por la que sigo adelante para mostrarle el camino, para fortalecer sus alas y estar tranquila para cuando decida emprender el vuelo.

Esta fecha es doblemente especial, es para festejar a mi madre y celebrar porque la vida me ha dado la dicha de también ser mamá y aunque tengo mis altas y mis bajas, mis errores y mis aciertos, con cada abrazo que recibo, con esa carita de emoción a mi encuentro... con eso tengo.

No podría estár más feliz... felicidades a todas las mamás que son mucho más que un simple nombre o figura femenina. Un fuerte abrazo y a disfrutarlas mientras aún podemos mirarlas a los ojos, abrazarle y agradecer tanto y tanto que no dejan nunca de dar.

Que mejor regalo en este día que mi ratón... besos para Aimée

jueves, mayo 07, 2009

Mejorando...


Hoy me tocó estar medio día en mi casa, de manera necesaria, recomendada, exigida por mi cuerpo, pero con conflicto emocional. Y creo que justamente esa actitud impuesta desde hace años, esa que fue parte de mi educación de toda la vida me tiene en ese estado. Se supone que debería estar en casa desde las 9am pero la conciencia, las exigencias y la solidaridad no me dejaron venir sino hasta las 3pm.

Es una mezcla extraña de sentimientos, yo me siento llena, plena, sentir que tienen esa necesidad de mi ayuda, de mis ideas, de lo que pueda colaborar, siento que me tienen confianza y eso es mucho para mí. En estos momentos en que de repente la soledad es mi única compañía, esas acciones mantienen a mi mente ocupada y agrega razones a mi vida, razones que muchos no comprenden pero que a mí me llenan.

Por lo general todos me regañan y creen que es un abuso y hasta cierto punto lo es, ahh pero esa conciencia la mía no me dejaría en paz. Pero justamente pensando en mí, por hoy decidí tomar aunque sea el medio día de ese día ofrecido y mañana… mañana a menos que sea sumamente indispensable no pienso ir. No es por irresponsabilidad, sino porque de verdad quiero sentirme mejor y reponerme para que mi mente no se bloquee y crezca el estrés y las presiones.

Al menos por esta ocasión voy a pensar en mí, terminaré de reponerme y ya el lunes Dios dirá…

Condenada laringitis reincidente, pero ¿Quién me manda desvelarme? Ja y todavía lo pregunta, de haber sido por mí, anoche no hubiera salido de mi casa, no hubiera estado en la sala de capacitación helada hasta esa hora. Por lo menos él sabía que una vez fuera, mi pase de hoy tenía marcado ya no regresar.

miércoles, abril 15, 2009

En medio del dédalo y sin ovillo...

Las paredes son enormes… un metro sobre mi cabeza, es un jardín de ramas entrelazadas, todo verde y vacío, no se escucha ni el crujir de alguna rama, ni el trinar de los pájaros. Y yo me encuentro en el centro de este dédalo, con el propósito de encontrar una salida, de cambiar el paisaje, de aclarar los pensamientos y saber si hay algo al final, pero sobre todo si ese algo del final es lo que he estado esperando.

Me encuentro en el centro del dédalo caminando sin rumbo, doblo hacia la izquierda, hacia la derecha y creo que por este lugar ya he pasado un par de veces. Sin estrellas que guíen mis pasos, sin un viento que sople y me traiga una pista de su olor. No tengo el ovillo, Teseo nunca lo regresó, tampoco estoy segura que haya matado a la bestia.

Y si es a esa bestia a quien me encuentro en mi andar? Si esas carcajadas se acrecentan y la cabeza termine por estallar, perder la conexión? Tanto silencio y tanto tiempo que la cabeza se llena de ideas, asaltan los miedos, reconfortan las buenas memorias, los ojos arden de lo poco que se ha dormido y de los torrentes internos que encuentran en ellos la única salida.

Todo es tan confuso y no he aprendido la lección, no solo ya he pasado por aquí, sino que me he perdido en el mismo lugar, buscando un rastro cálido que me han quitado de tajo.

Teseo ha liberado la bestia y me ha dejado en medio del dédalo y sin ovillo.

viernes, abril 10, 2009

Cómo hacer?


Cómo hacer para no pensar?? Para que todo lo que pasa por la mente no duela??

Debo estar de la mejor manera, siempre sonriendo, pensé que esa etapa había pasado, pero no se puede porque “soy yo”. La que siempre está bien, a la que no le pasa nada, siempre sonriendo, feliz, con muchos ánimos, ahí para quien la necesite en el momento que lo necesite.

Si ha habido cambios en ese YO, ahora se que la clave está en definir mis límites, hasta donde está bien ceder, dejar pasar o levantar la voz y decir “No MAS”. No me pidan que lo olvide, que deje de pensar, creo que mi mente no fue hecha para estarse en paz. Los demonios se alborotan de nuevo y traen un relajo en la cabeza, entre saltos y golpes, gritos y brincos. Que se calman cuando el ratón anda rondando, preguntando, haciéndome sentir tan bien, pero el ratón duerme y los demonios aprovechan.

El silencio hiere y la sal no ayuda con las heridas. Las manos me pican, quisiera escribir, hablar, pero no tengo receptor disponible, en cada intento me aparece la leyenda “mensaje imposible de enviar, por favor intente más tarde”… y que si mi intento es demasiado tarde? Y que si la red no se restablece? una vez más tendré que esperar y que pase lo que tenga que pasar.

Tengo miedo que esto solo sea un sueño y que en algún momento deba despertar.

miércoles, marzo 18, 2009

Pruebas...


Como un balde de agua fría directa en la cabeza, no sé si queriendo despertar del letargo, o un recordatorio de que las cosas no siempre son como uno quisiera. Una línea trazada, quizá al azar, quizá apuntando en otra dirección y yo saco mi lápiz y comienzo a dibujar en otra parte, modificando el paisaje, abriendo nuevas rutas. Quizá tenías razón y todo es parte de una prueba maestra, mover cielo y tierra, unir mares y montañas en un plano más cercano que el horizonte.

No querer resignarse, acomodar variables, pensar fríamente, pero prestando atención a los designios del corazón. “Quiero creer que yo tengo el poder de cambiarlo, si no que chiste tendría la vida, todo sería aburrido” y es esa pizca de sabor lo que cambia todo, lo que desvanece el frio y agrega más pinturas al paisaje, marcando los matices, dejando de ser monocromático.

Y cuando uno reacciona el calendario ha dejado caer muchas de sus hojas, los días continúan avanzando, los plazos se acercan a su punto cero y una sonrisita tonta se ha posado en mis labios. Se me van algunos tiempos en soñar despierta, que todo esto es un paso más sobre tierra firme. Se trabaja arduamente para colocar de manera idónea los cimientos, para que todo lo que se construya no se desmorone cuando el viento decida cambiar de dirección o de intensidad, sino al contrario, entrará por la chimenea, avivando la llama.

Entonces me sentaré a tu lado a escuchar tus historias, a contar mis delirios o disfrutar de los silencios. Por hoy quizá tendré que tragarme mi pena, seguir adelante y confesar que para mí también es difícil, que ese baño de agua fría me ha despabilado y ahora más que nunca quiero tener el alcance de mi mano el horizonte que no me canso de ver.

lunes, febrero 23, 2009

El abismo


Estoy de este lado, justo en el borde y una cortina de bruma gris rellena el abismo. Mi equilibrio nunca ha sido muy bueno. Desvío la mirada al cielo y las estrellas me entretienen unos instantes y me cantan queriéndome dormir.

Las voces no son claras, se escuchan como un murmullo y en un instante de calma se escucha claro mi nombre y me pongo a temblar preguntándome ¿Qué querrán de mi? ¿Y si no puedo darlo?, miro mi bolsa y está tan vacía, creo que alguien ha estado tomando pequeños trozos mientras me distraigo con las estrellas.

Mis brazos son largos, pero no consigo despejar lo que hay delante y mi horizonte se reduce a la punta de mi nariz, que por cierto está fría y ya no la siento. Todo es tan confuso que mejor vuelvo a mirar las estrellas y anhelo ser una de ellas, prenderme en el infinito y tener una caída larga que me logre arrullar cuando sea el momento de desprenderme. Porque nadie me asegura que ese abismo frente a mis pies sea profundo o simplemente logre lastimarme manos y rodillas.

Pero tampoco se a bien que está del otro lado, ni se si será mejor que lo que hay de este lado, pero mi camino ha llegado a este punto y no quiero retroceder y andar de nuevo por ese camino, pues no estoy segura de recordar donde estaban las espinas. La única solución es hacia adelante, escucho algunos ruidos que provienen de allá, hay voces cálidas, pero no se si solo me están engañando para que me lance al vacío o quizá solo quieren que pruebe mi coraje a lo nuevo, lo desconocido.

Una última mirada a las estrellas, sentir al aire rozando mi piel, un último respiro antes de dar ese paso inevitable, ya me cansé de este lado…

jueves, febrero 19, 2009


Ya no se puede estar tranquilos, creo que ningún lugar está seguro. Cuando se les ocurre a los que no tienen nada mejor en que pensar, uno se puede convertir en blanco fácil y caer sin deberla.

Todo ha cambiado y no siempre son las cosas para bien, o para mejorar. En los últimos días, por todos lados se ha desatado una fuerte ola de inseguridad. Lo peor de todo es que los que la llevan son gentes inocentes, y todo lo que se escucha son de ataques por aquí, balaceras por allá, que ya echaron granadas en un retén, que van no se cuantos muertos, que hay código rojo, que se planea un toque de queda, que háblale a tu famila para que no salga, que siempre no hay clases porque hay ataques a una cuadra, que los negocios decidieron cerrar como si fuera domingo, que mejor no te vayas para allá, espérate a que se calmen las cosas, si es que se calman, que las últimas noticias, que no vayas a los centros comerciales, que ya no se sabe si es mejor que en la casa parezca que haya gente o que no...

Y todo porque las cosas han cambiado, cada vez hay más desempleos, pero hay un solo negocio demasiado lucrativo por el que se están peleando hasta morir (literalmente). Y uno ya no sabe ni que hacer, más que aguantarse las ganas de salir a caminar, con esa impotencia de no poder hacer nada, esperando nunca coincidir.

Esperemos que todo esto pase pronto, se que es difícil, y que lleva su tiempo, pero como anhelo esos días de tranquilidad, en los que podía salir, andar caminando, tan despistada como siempre, sin el miedo que algo malo pudiera pasar. Yo que no soy aficionada a las ciudades chicas, por el momento mi ciudad adoptiva no es la mejor opción.

miércoles, febrero 04, 2009

En el café de siempre

Él no es un chico como todos, aunque pareciera, le gustan los deportes, los carros, las reuniones con los amigos, para hablar de todo y nada a la vez. Pero hay algo que lo diferencia del resto, y eso es su forma de ser. Él es una persona muy sensible y muy sencilla, luchador incansable, firme a sus ideales, incluso tierno y con mucho amor para dar.

Un buen día él decide buscar otros rumbos, seguir sus corazonadas, aprovechar oportunidades y empacó sus cosas, besos a la familia y emprendió su nueva aventura, necesitaba sanar rodillas y corazón de la última caída de las nubes. Nuevo, sin conocer a nadie y saliendo a caminar para que la soledad no lo localice. En uno de tantos paseos en su tiempo libre, al doblar la esquina, sentada en una mesita del café, que se volvería el de siempre, estaba ella, con sus ojos llenos de vida, su libro en las manos y en un segundo de coincidencia él la miró y ella levantó la mirada.

Ella iba cada tarde de 4 a 6 al mismo café, siempre con un libro en las manos y tan radiante como de un tiempo acá, se había vuelto costumbre que él pasara a las 5:30 por ese lugar, volteara a la misma mesa y verla, esperar cruzar miradas y regalarle una sonrisa.

Pero ese día sería diferente, ella llegó al café de siempre a las 4, con su libro en las manos y un sobre como separador. Él pasó por ahí a las 5:30, la miró, pero ella no levantó la mirada, permaneció 5 minutos mirándola fijamente y nada. Dio un paso hacia ella, buscando su mirada y descubrió que una lágrima rodaba por sus mejillas. Sentía que la conocía de tiempo atrás y rompió el silencio, la voz de él la despertó de su letargo, enjugó sus lágrimas y le regaló su sonrisa.

Él no le preguntaba el motivo de su pena, su propósito era hacerla sentir mejor, se presentaron y charlaron por largo rato, que las 6:00 de costumbre habían quedado lejos, pedidas en las horas arrancadas del tiempo, del reloj, esas horas que le gritaban, que le reclamaban, pero que en esa ocasión ella no escuchaba. Tenían tanto en común y tanto de que platicar que ni uno, dos o tres cafés les serían suficientes y acordaron verse cada día a las 5:30, en el café de siempre, en la misma mesa, con la misma vitalidad.

Charlas café tras café, un apoyo incondicional a él que era recién llegado. Él ya no se sentía como antes, dejó a la soledad confundida al doblar la esquina, se quedó desorientada buscando alguien más un poco más gris a quien seguir para ofrecerle su compañía… oh pobre soledad.

El tiempo pasó, ella tenía algo que confesar, eso que desataba los torrentes internos, pero él no la dejaba nunca terminar, no porque no quisiera escucharle, sino porque sabía que eso a ella le hacía mal. Ella lo presentó con su familia y él no podía sentirse más feliz, tenía un motivo para permanecer en esa sucia urbe que le había dado una amarga bienvenida, pero también la oportunidad que ella llenara de luz y dulzura su estadía.

Cuando era más que evidente, porque el tiempo nada perdona, ella le confesó que sus ojos no eran lo único que tenía vida en ella, que alguien más crecía dentro de su ser. Ella no podía verle más a los ojos pues ellos solo habían cruzado palabras, todas las tardes en el café de siempre.

Cuando lo supo, él tomo una decisión… permanecer a su lado y llenarse de su milagro, pues es lo que le faltaba para acabar de sanar rodillas y corazón de la última caída, que ya había quedado en el pasado, dándole la mano a la soledad. Y a las dos se les puede encontrar al doblar la esquina justo antes de entrar al café de siempre, buscando algún pobre incauto que cargue con las dos.

miércoles, enero 28, 2009

Mi planta!!!

Todo comienza con una semillita, que requiere de muchos cuidados, paciencia, un toque de sol, de agua, incluso de fe. Se prepara la tierra, se coloca en ella la semilla y si se hace todo lo posible y necesario, al paso del tiempo la semilla germina, se va abriendo paso entre la tierra y poco a poco se va asomando. Una ramita frágil, llena de vida, de un color seductor.


Los cuidados continúan, la ramita se va fortaleciendo, venciendo adversidades, demostrando que ella puede sobrevivir, que se puede mantener en pie, que no es hierba mala que requiera ser arrancada de raíz. A gritos pide mantenerse. Ha pasado vientos y sigue de pie, una que otra llovizna y de ella toma lo mejor, algún depredador herbívoro la asecha y aun sobrevivió.


Con el tiempo el tallo es un poco más grande y fuerte, se ha empezado a ramificar, se abre paso y la vemos de pie. Estuvo a prueba por un tiempo y todo el trabajo, paciencia, dedicación ha comenzado a dar frutos. Aún está pequeña, le falta mucho por crecer, no puede ser descuidada, mucho menos ahora.


Ahora por fin, después de 3 meses de estar a prueba...



TENGO MI PLANTA!!!!



Tal como me dijeron:

DAR: Tu confía, tu lo puedes lograr.
WGC: No te preocupes ahorita, seguro te la dan, por ser como eres (con mucha descripción)
JLR: El período de prueba ya lo pasaste, solo es cuestión de tiempo.
JM: No te apures Aris, si te la van a dar.
GM: Ya puedes estar tranquila, felicidades, ya eres parte de la empresa…

martes, enero 20, 2009

Sekondo


Una vez más.... Yo quiero estar ahi!!!!!

Bueno, creo que eso de los eventos programados y yo no terminamos de acoplarnos. esta es la segunda ocasión en que se reúnen algunos troveros en la ciudad de Xalapa. Hace algunos meses tuvieron su primer encuentro, me contaron que estuvo muy bien y lamentablemente no pude estar ahí.

De nuevo Lara hace su invitación y si alguien tiene la oportunidad de ir a Xalapa este 23 de enero, en el Trokadero, ahi van a estar.

Haciendo recuento ya son cerca de 5 años que conocí a Lara de una manera muy particular, tan así que no pude resistirme a hablarle, tuve la oportunidad de escucharle en otra ocasión, de conocer sus composiciones, de coincidir en una fecha e incluso modificó una de sus letras después de una charla muy interesante.

Como quisiera poder asistir, pero 1) Me queda algo lejos y 2) Ese día tengo que trabajar...
Creo que Lara lo entenderá... dicen que la tercera es la vencida... esta es la tercer ocasión jajaja.. esperemos que para la próxima pueda estar ahi y por fin me entregue lo que tenemos pendiente desde hace uffff...

Así que la invitación queda abierta para el que pueda y le interese asistir... yo quisiera, pero hay veces que nomás no se puede.

lunes, enero 19, 2009

Time....


El tiempo se va, los plazos se cumplen y uno termina haciendo recuento de lo que se planteo. Las rosas horarias no existen, no se puede abrir ninguna cuenta del tiempo, es un tesoro que no se puede almacenar, intercambiar, ni congelar.

Cuando uno recuerda, hay plazos cerrados uno tras otro, anhelos que se han cumplido y muchas otras tantas cosas que siguen en las nubes, que se planean, que no se dan, que les hace falta una chispa para tomar forma, materializarse y sumarse a la lista de logros en el recuento del tiempo transcurrido.

Las hojas de los calendarios son arrancadas sin piedad, se ha llegado al cero y comenzado a descontar en tantas ocasiones, que uno ya no recuerda de cuantas veces se ha tenido ese proceso. Pero uno mira atrás y ve que en todas ellas se ha podido levantar, a veces con entereza, otras tantas en cachitos, pero nunca falta algún adhesivo que las mantiene unidas firmes y planeando estrategias para sobrepasar la siguiente tempestad.

Este sitio ha sido mi válvula de escape… aquí es a donde vengo a dejar que las cosas fluyan y a recordar cuando me pierdo de quién soy. A casi 5 años de haber empezado, con muchos abandonos y silencios prolongados, promesas de seguir, de permanecer, de decir, pero en veces solo la nostalgia llama e inspira y cuando ataca la felicidad no encuentro palabras que no suenen cursis y repetidas.

Este es el post Número 500 y la suma no cuenta todo, solo aquello que precisaba dejar escapar, para que no se atorara en la garganta y provocara torrentes internos que se consumían en silencio, apoyando las manos en la pared, para tomar aire, levantar la cabeza y decirle al mundo que en mi no pasa nada.

Con el tiempo he dejado evidencia de mucha azúcar y mucha sal, sal sobre todo. Sal en torrentes internos, retenida por un tiempo, incontenible cuando me ayudaron a sanar. La azúcar ha dejado surcos alrededor de los ojos y la promesa que si el tiempo sigue pasando me convertiré en una pasita feliz.

A lo mejor es momento que mi vida de un vuelco enorme, porque de un tiempo a esta parte, puedo decir que gracias a muchos factores, soy INMENSAMENTE FELIZ!!!

domingo, enero 11, 2009

De felicidades

Creo que esta fue la temporada de:

"Sean lindos con Aris y regalenle libros".

Ya tenía mucho que no disfrutaba tanto de estas fechas, que no me la pasaba tan bien con la familia, los amigos, con toda la gente que me rodea. Hubo muchos abrazos y alguna que otra lágrima, pero no de tristeza.

En esta temporada todos fueron muy lindos conmigo, las palabras que me dijeron me hicieron sentir muy bien y no se... hasta linda me sentí en varias ocasiones. Y yo solo quiero agradecer a todos los que han tocado mi vida, los que me dedican una palabra, una sonrisa, me tienden la mano, los que me quieren, que se preocupan por mi.

A ustedes que vienen a leer todo lo que me pongo, que dejan sus comentarios, su retroalimentación y me permiten conocerlos un poco con cada palabra, incluso los que pasan sin decir nada, pero me dedican unos minutos de su atención. A todos ustedes gracias.

A los de la oficina, que aunque es poquito el tiempo que tengo con ellos, los he llegado a apreciar bastante. Las saliditas de algunos jueves, las gorditas todas las mañanas, las llamaditas por teléfono, en fin tantas y tantas cosas.

A los amigos de siempre, a los recientes, que me aguantaron horas por teléfono, que me visitaron, que hicieron que estas fechas en realidad fueran especiales, ustedes saben quien son, todo lo que hablamos por teléfono, las muestras de talento, las confianzas de temas familiares, las alegrias sin límite que me dieron. Los regalos esos tan especiales, esta fue temporada de regalarme un libro y no saben como se los agradezco.

A todos ustedes, a mi familia que siempre ha estado ahi, que son de lo más lindo... Muchas gracias, por ser parte de mi vida.

Un abrazo fuerte fuerte... se les quiere mucho...

jueves, enero 08, 2009

Pero...

Hoy amaneció haciendo mucho frío...
Pero las lágrimas son calientitas...
____________________________

Hoy quisiera retar la levedad de mi ser...
Pero le tengo fobia a las alturas...
____________________________

Hoy no ha sido el mejor de todos..
Pero mañana será otro día...

viernes, enero 02, 2009

Por amor!



Todos los grandes actos se hacen por amor. El amor es un motor muy grande que nos impulsa a hacer muchas cosas. Pero no hay que limitarse y pensar que el amor es solo por la pareja, la familia o los amigos, el amor es mucho más basto y abraca tanto. Por eso hoy no quiero hablar de ese amor, que todos conocen, del que aseguran que está trillado. Porque comprendí que hay muchas variantes de amor.

Hay quienes por amor a sus semejantes tiende la mano sin esperar recibir nada a cambio, tan solo la satisfacción de ser útil en momento que para el otro puedo significar todo y de corazón hacen labores altruistas, anónimos, sin tratar de darse crédito por hacer las cosas, solo las hacen por el simple gusto de hacerlo, si buscan reconocimiento, eso es vanidad.

Hay muchos otros que por amor deciden romper el silencio, alzar la voz y decir lo que piensan, en lo que están conformes y en lo que no, tratando de hacer eco, con la esperanza que las cosas cambien. Y hablan con uno, con tres, con miles y componen canciones y escriben libros, mandan su mensaje en todo medio posible, de boca en boca, con el aire. Defienden su voz de los que tratan de callarlos, escuchan las opiniones de los otros y aceptan la diversidad argumentando y no imponiendo, porque los que quieren imponer no lo hacen por amor, lo hacen por capricho.

Por amor a su fauna, a su flora, a su suelo, a su aire, hay quien adopta una mascota, riega una planta, siembra una semilla, respeta el derecho a vivir que tienen las demás especies y no lastiman, no cautivan, al contrario, liberan, cuidan, protegen, defienden. Lo hacen por amor y lo contemplan cada día a través de su ventana, en lugar de una sala de exhibición.

Hay formas tan variadas de amor y uno lo descifra en el tono de voz, en la calidez de la mirada, en la delicadeza de unas manos, en un simple movimiento. Y está ahí, siempre disponible, al alcance de la mano, no hay que ir tan lejos para encontrarlo, solo basta con mirar alrededor, todo eso está ahí para nosotros y fue hecho con amor.