martes, noviembre 02, 2010

La Partida...

Los latidos del corazón se aceleran, cuando se acerca la hora de la partida, la gente comienza a subir, los abrazos, las despedidas, las miradas que se cruzan y quisieran no desprenderse.

Y cada vez más inisitente el silbato del tren, que anuncia que el momento de la partida está llegando irremediablemente y entre las manos y los cuerpos solo queda el vacio y el frío...





Como la música te guía y todo puede pasar... pequeño texto que me nació cuando escuché esta canción de Victor Jara, pero interpretada por Chacaltaya...

martes, octubre 05, 2010

Hacer las cosas "bien"

Asaltan los miedos, la pregunta constante para saber si estoy haciendo bien las cosas. Bien? Bien!, pero lo pienso y lo pienso y me doy cuenta que todo es tan relativo, dependería de “bien” para quién? Para mí? Si es en base a lo que creo, a lo que quiero, a lo que pienso, creo que ahí la llevo, que voy por buen camino. Pero eso me ha traído conflictos con alguien cuyos conceptos difieren mucho con los míos y se ha dedicado a hacerme una guerra psicológica y llegado a quebrar. Hay muchas ideas que rondan mi cabeza, que se diría que son basura, que no es cierto, que esa persona sabe porque lo dice y que verme titubear es precisamente lo que quiere.

Hay un libro de los días que dicta “cuenta tus penas a ti mismo, tus alegrías al mundo”, pero ya me canse de este monólogo, y el propósito no es quejarme, es tan solo que no soy tan fuerte como pareciera, como pretenden que sea. La historia se repite y se repite y cada vez es más difícil juntar los pedazos y no dejar que el calor se escape entre tanta grieta que se ha formado.

Hago lo que creo, sigo firme en lo que creo, pero aún así sus palabras retumban en mi cabeza y no se están en paz, se han dedicado a alimentar a mis demonios, darles la fuerza que necesitan para quebrarme y el autosoportarme se hace más difícil cada vez. Pero cuando estoy tan cerca del abismo, recuerdo la respuesta a una de sus preguntas, que a diferencia de la respuesta que recibí un día, es mi motivo, por lo que vale la pena vivir, ese par de ojos oscuros, esa sonrisa llena de luz, que disfrutaré mientras se fortalecen sus alas y emprende su propio vuelo.

De un tiempo a esta parte no estoy del todo bien, pero ya pasaré, siempre ha sido así…

miércoles, septiembre 22, 2010

No vale la pena

Ni darlo todo, quedarse sin nada, estar siempre... no vale la pena.

Y aunque al final de lo ocurrido me encuentro en el tan asnisado estado de estar completamente neutral, me he dado cuenta que ya no me gustó. Los demonios no solo se fueron, sino que se murieron y quizá en otro momento me habría ganado lo sentimental, necesitando un apapacho imposible y el estado sería peor, caótico.

Lo que si es que me he estado preguntando de que serve??? Lamentablemente para la gran mayoría de las personas que habitan este mundo los demás solo somos utilizables, te explotan, te exigen, te exprimen hasta que no salga ni una sola gota. Pero en realidad las cosas se van acumulando, hasta que llega un punto en el que es demasiado y explota, algo pasa y todo se viene abajo por un momento.

Y hoy fue uno de esos días... se junto un ruido constante que me estaba taladrando la cabeza, la presión de mucha mucha información que guardo en mi cabeza y un olor insoportable que terminó por intoxicarme.

Asi que después de una pastilla, una inyección, unos minutos recostada y algo de oxigeno, solo quedó una pequeña parte del mareo que tenía, el dolor de cabeza y un brazo dormido.

Y le agradezco enormemente a Charo por todo lo que hizo, porque sola no hubiera llegado y a Sandy por la preocupación.

Me faltó el apoyo de alguien que yo quería, pero no hubo ni oportunidad de contar, ni curiosidad de su parte... pero al menos las cosas están un poco mejor...

domingo, agosto 08, 2010

Organizando ideas...

Como que llegan momentos en los que uno recapitula todo lo que ha pasado, para hacer un balance de todo lo bueno y juntar las enseñanzas de todo lo malo que se atravesó en el camino. De un tiempo para acá se han acumulado muchísimas cosas en mi vida, cambios que no me esperaba, otros que no resultaron ser como yo pensaba, me he dado cuenta de esas pequeñas cosas que me animan a levantarme y seguir adelante, solo deteniéndome un instante para tomar aire y continuar.

Muchísimos pendientes e ideas locas no me ayudaban a escribir y se acumularon cientos de cosas que siento la necesidad de decir, pero ya cada destinatario de lo que traigo lo sabrá, de frente, escrito, hablado, de algún modo, pero yo ya no quiero tenerlo guardado.

Lo bueno es que después de todo, el balance ha sido positivo, hay asuntos que aun no se resuelven, pero que el contexto me anima a seguir adelante y luchar por lo que quiero. Ya estuvo bueno de algunas injusticias y no pienso callar más. Y si aún después de haber levantado la mano (como ellos me suelen decir) las cosas siguen igual, pondré el punto final, llevándome todo lo bueno, las amistades, las palabras, los consejos, los ánimos, la confianza, la importancia que me han dado, la credibilidad, la empatía, las risas, los buenos momentos, las horas extra, las caras cuando me aparezco por el lugar, las cocas, las apuestas en las que
siempre perdía (pero que seguía apostando por el bien del equipo), las visitas, los jueves, los saludos de beso que nadie tenía el permiso de darme, los rayones en el pizarrón, los abrazos, la maquinita, las tardes de mugreritos, el café…

Y me quedo con mucho más que todo esto, pues ya no soy la misma, me siento mucho mejor y no me gustaría dar un paso atrás ni cambiar absolutamente nada, porque esto ha repercutido en todos los aspectos de mi vida. Hoy puedo decir que soy feliz, que los demonios que yo misma me inventé se están cansando y han decidido mudarse. Aun queda uno que otro y alborotan las ideas, pero nunca falta el que me escucha y me hace reparar que las cosas no son como las pienso, que solo veo la sombra, y que debo acercarme al origen, antes que pegue la luz.

Una personita muy sabia con sus palabras me ha hecho reaccionar, pareciera muy frio, directo, pero él sabe que solo así aterrizo y dejo de divagar, me ha ayudado por 8 años con unas cuantas ausencias y en esta ocasión no podía faltar. Así que solo mantendré en mente lo que quiero y veremos que se embona a eso y no tratar de que se ajuste a fuerzas.

Ahora tengo muy claro que es lo que quiero, los planes se van dando sobre la marcha, las ideas ya se lograron organizar y hoy me encuentro mejor que nunca. Las cosas tienen que ser diferentes y solo yo puedo hacer eso.

Así que démosle un aire diferente a este agosto, disfrutaré la feria, el trabajo en los días de descanso ya negociados (ya se los cobraré a mi jefe) y el antes fatídico fin de mes me propondré disfrutarlo, pero sin plan, disfrutar lo que llegue, lo que pase y todo lo demás es ganancia. Solo quiero decir 2 palabras pero de frente.

sábado, agosto 07, 2010

Comida china

Sigo con hambre, ese hueco en el estómago no se ha logrado llenar, el agua, las probaditas no son suficientes para saciar su hambre. Quizá es que me he puesto en la mente las ganas de comer comida china. Ya he buscado en varios sitios que ofrecen platillos atractivos, pero no pasan de tacos, hamburguesas, mariscos, y a la lista se le suman unos cuantos locales más.


Y continúo caminando, buscando si en alguna parte del trayecto me encuentro con un buen lugar de comida china, en la que pudiera saciar mi hambre. Veo algunos lugares, pero de cerca no son lo que esperaba y continúo caminando. Pareciera necedad, pero por ahí dicen que “al cliente lo que pida” y yo quiero comida china.

Y camino y camino, sin detenerme, entre tantos lugares que surgen en algún momento ese restaurante aparecerá, solo espero no cansarme de caminar y que el hambre arrase conmigo y termine volviéndome vegetariana

Tengo hambre y quiero comida china.


martes, julio 06, 2010

Shhh!!

Shhh!!! Es lo que dice el viento que logra colarse por la ventana, como si supiera que esos suspiros llevan mucho más que solo aire acumulado. Pareciera que entiende el alegato que se tiene en la cabeza.

Y sopla, cada vez con más fuerza y solo repite Shhh!! Shhh!!!! SHHHHHHH!!!, las nubes parecen solo viajeras, no se detienen a llenarme con su milagro, quizá el viento no quiere que crezca la fiesta. Quiere silencio, para poner la mente en blanco y que todo quede dentro.

Se le ha complicado la tarea, pues el ánimo no decae, se ha plantado tan fuertemente en hacer lo que sea para lograr lo que quiere. Levantarse y actuar, tomar la palabra y romper el silencio, utilizar al viento para que lleve el mensaje, aunque termine dejando por un buen rato un Shhhhhhhh! Que nadie pretende obedecer.

Habrá que cerrar la ventana, pretender que no se encuentra ahí, hasta que decida cambiar su Shhh! Por un silbido que imprime cadencia y melodía a tanta algaravia.

lunes, junio 28, 2010

Greta

Y era joven y feliz esperando la llegada de algún tren en la parada, confundida sin saber que las heridas son el precio de vivir… se llamaba Greta y aprendió como la actriz a llorar por las esquinas y después como si nada, a decir, agua pasada, estoy curada… la estrategia de mentir…

Y así es, se tiene que ser fuerte, no dejarse. Luchar constantemente con los demonios internos, tal y como se ha hecho en innumerables ocasiones. Todo es parte de una revoltura de ideas que luchan por ponerse de acuerdo, miles de preguntas que asaltan y entre tantas no se si alguna de ellas tenga respuesta, incluso dudo que algunas de ellas en realidad sean importantes. Así que a seguir gritándole al vacio, que se lleve tantas tonterías y cuando la garganta se haya desgarrado y la mente quedado en blanco, lavarse la cara y sonreir…

Porque hoy ha sido un buen día, el calor de los últimos días ha bajado, sopla un aire fresco y limpio. Las nubes amenazan con precipitarse y llenarme con su milagro, solo están a la espera que me anime a caminar. Muchas risas, cantos, escuchando, renovando memorias. Todo esta bien aquí… siempre lo ha estado.

jueves, junio 10, 2010

Revolturas

La hora? No lo se, pero tampoco importa, solo se que la única luz que veo es la que despide Andy, pero hay muchas otras cosas alrededor. Por la ventana el viento me trae el aroma a tierra mojada, mi aroma preferido entre todos, quizá porque me permite recargar mis pulmones con aire limpio y ese aroma a lluvia remueve los torrentes internos para esa limpia interior que tanto me hace falta.

En momentos se ha pasado de un frio que cala a un calor intenso, ahora solo queda la calma y las ideas se agolpan para ser las primeras en salir. Pretendiendo decir tantas cosas a mis ojos, aunque el resto no sepa que es lo que ronda mi mente. Es como un grito al aire para soltar los vapores y renovarse, un grito que algunos escucharán, pero no todos comprenderán, y mucho de ello, porque se que no soy muy buena en eso de tratar de poner mis ideas en orden.

Me he convertido en un manojo de sentimientos, todos mezclados y estoy sumamente feliz, nerviosa, emocionada, presionada, positiva, preocupada, ilusionada, molesta. Y la paciencia se la consumen a bocanadas y esos “5 minutos” han incrementado su incidencia, hay quien asegura que mi carácter está cambiando y al que le afecta directamente se sorprende porque no es común verme enojada y regañando gente.

Se que como dicta el Principio de Incertidumbre, ::..puede que todo siga igual, también puede que no sea así..::, pero en esta ocasión la balanza marca que las cosas no seguirán igual, que se tienen que poner todas las cartas sobre la mesa, en este caso no existen los términos medios, es un todo o nada. Una es tajante y la otra en un futuro puede llegar a tocar la primera, pero empezando de cero. Solo esperemos que sea lo mejor para todos.

Este mes es determinante, en especial la próxima semana completita de Lunes a Lunes, donde se resolverán muchas cosas, otras tantas saldrán a la luz, charlas por todos lados y quizá sea el momento de tomar decisiones, no lo se, a las 2 personas a las que les he hablado sobre mis confusiones y análisis empiezan pidiendo que me tranquilice y terminan igual o más confundidas que yo, quizá porque ninguna de las 2 está involucrada directamente. Ya se que me complico mucho, que revuelvo mis ideas, me piden que no la piense tanto y ahí es donde radica lo difícil.

Solo quiero tener esas 2 charlas que me interesan y si surge la posibilidad de una tercera tbn tenerla y ya acomodar este desastre que tengo y como diría Ismael Serrano “tirar pa’ delante, seguir en el camino y en la búsqueda, hacer paso de lo que hemos vivido, tirar lo malo y quedarnos con lo bueno”.

domingo, mayo 09, 2010

EL regalo perfecto....

video

Este es el mejor minuto de todos...

Que más pudirea pedir?? es el hecho que esté conmigo, que pueda compatir esa magia de sentir como crece y ver como evoluciona cada día. El que me abrace y que con aquella emoción que solo puede salir de ella me diga "mamita", ese es el mejor regalo del mundo.

No tengo palabras para tal magia.. solo decirle "No sabes cuanto te queiro Aimée.."

miércoles, mayo 05, 2010

Tierno??? ja!

Aquí la respuesta a una invitación de compartir esta imagen...
Pareciera tierno, pero en realidad es peligroso....

domingo, mayo 02, 2010

De atardeceres...


Una puerta se cerró a sus espaldas, y detrás de ella se quedaron cientos de promesas, sueños que nunca pudieron tornarse reales, seis letras que se fueron desmoronando una a una hasta perder por completo su significado. La puerta se ha cerrado, pero ha traído consigo uno de los tesoros más grandes, así que no todo fue una pérdida total.

Al principio quería correr, dejar todo atrás tirar la llave de esa puerta y buscar un nuevo resplandor. En la habitación había cinco ventanas, una gris directa a la tormenta, una verde con protección que solo dejaba ver, pero no entrar, una roja con una gruesa cortina que no se animó a quitar, una amarilla demasiado pequeña y una azul.

De esta última emanaba un brillo seductor, con una mezcla de los colores de las demás, el gris de nubes de tormenta que se estaban alejando, pues el viendo del norte había decidido soplar, para alejarlas del claro y que el paisaje se pudiera contemplar. Con el verde de ese árbol frondoso, que a pesar de ser el único que se alcanzaba a ver, gritaba que se estaba rebosante de vida, que llena la vista, provee aire puro y una sombra que cobija y protege si la lluvia comienza a arreciar.

El cielo mutando de azul a rojo y oscureciendo, para cubrir el cielo con el negro manto, abriendo paso entre las nubes para que se puedan ver las estrellas. Y un leve toque de amarillo del Sol que pelea por permanecer y que el poco tiempo que comparte con la luna se prolongue por un suspiro más. El viento silbaba que en ese mundo todos los atardeceres son así.

Es un atardecer de azules variantes, lleno de vida y de paz. Y ella lo mira desde la ventana, deseando poder no solo acceder a él, sino permanecer, refugiarse bajo la fuerza de ese árbol, contemplar toda su belleza y sentirse parte de él.

En alguna ocasión, entre sus lecturas, José Saramago le decía que la vida es así, que para que el cielo se abra, es necesario que una puerta se cierre. Y así fue frente a sus ojos se abrió un cielo estrellado con una luna mucho más grande de lo normal, el sol perdiéndose en el horizonte, prolongando la partida, como queriendo quedarse, compartir el momento y poder hacerlo eterno, embeberse de la hermosura del paisaje y no perderse en el infinito.

Era un mundo nuevo y desde su descubrimiento por su mente solo cruzaba la idea de permanecer en él.

lunes, abril 26, 2010


Dos ideas encontradas que de nuevo asaltan mi mente y empiezo a darles vueltas y vueltas, tratando de entender el porqué las cosas se dan de tal o cual manera. Se que las cosas pasan por algo y que por lo general todo es para mejorar, dejarnos una enseñanza y crecer. Pero cuando uno decide cerrar una puerta y saltar por la ventana hacia nuevos horizontes, los fantasmas se empeñan en regresar y confunden con sus ideas.

Últimamente podría decirse que en mi vida los días pueden llegar a etiquetarse, hace no mucho fue el día de estar “mucho mejor” y el gusto que me dio por J.S, V. G., H.P. , G.D., S.A.B., F.V., hasta para mí aplico la etiqueta del día. Pero este fin de semana fue de fantasmas empeñados en saber sobre mi situación sentimental actual, los 3 alegando las mismas razones y generando los mismos miedos.

Todos hablan de lo que merezco, de lo bien que les haría saber que yo estoy bien, preguntando si me encontraba con alguien, como queriendo quitarse un peso de encima. Y en diferentes versiones aplica el deseo que yo esté bien aunque suene contradictorio, detallando mis virtudes que pudieran ser lo que a muchos les interesaría encontrar. Pero aun no me ha pasado que alguien que lo haya descubierto, lo quiera mantener, antes que sea muy tarde en el desarrollo de esa historia. Y no es que me interese desenterrar algún pasado, para nada, esos allá están, allá se quedan, así como una vez entraron y llenaron todo, salieron completos para poder albergar a alguien más.

Es solo que tanto comentario sobre lo mismo me hizo pensar en 2 cosas que me hacen sentirme diferente en dos extremos, uno bueno y el otro no tanto. Me levantan el ego, porque se que a fin de cuentas se dieron cuenta de cómo soy y lo que estoy dispuesta a ser y a dar y que lo único que buscaba era reciprocidad, pero en cambio tomaron todo hasta dejarme sin nada y sin dejar siquiera una tarjetita dando las gracias. Se lo que quiero, lo que merezco y da miedo pensar que quizá nadie se aviente al ruedo por ello.

Y por otra parte, me hacen pensar que soy débil y que lo doy todo. Pero por mucho que hayan significado, una vez fuera ya no duelen más, no se derrama una sola lágrima, no se sueña más. Ahí creo que soy más fuerte de lo que piensan y puedo levantarme para seguir adelante. No más búsquedas ni esperas, si ha de darse se da, se coincidirá en movimiento porque no me detendré a esperar.

Así que al pasado le digo que estoy bien, que cuando tuve el último contacto cerré el capítulo y desde ese momento no duelen más. La vida continua, que aprendí mucho de cada ocasión y que el futuro se forjará día a día, entre días nublados y con sol, pero con los demonios tranquilos.

miércoles, abril 14, 2010

...

Simplemente ya no tengo NADA que decir, las ideas una vez más se bloquean para que no hagan daño, para que la mente deje de tejer sus novelas que ni ella misma se cree, que al despertar se da cuenta que la realidad es muy diferente y que los frentes fríos no han terminado, y ningún meteorólogo puede determinar a ciencia cierta si pararán algún día.

Por lo pronto las nubes de tormenta se han estado alejando, ha soplado un viento helado que se las ha llevado hacia otra parte y de nuevo la aparente calma ronda mi vida. Aprovecho los momentos en que puedo estar fuera, para que el sol entre por mi piel y caliente un poco en este invierno interminable. O quizá es momento de mudarme una vez más, buscar un sitio más cálido aunque eso signifique empezar nuevamente de cero.

Es solo cuestión de tiempo para que el último hilo que me tenía sujeta se reviente, ya está pactado un encuentro para finiquitar todo y volver a ser tan extraños como siempre. Prepararé las sonrisas para ver si a alguien le llama la atención, pero sin esperar por nadie, por nada. Gracias a Dios mi vida está llena de gente muy valiosa, unos nuevos, otros no tanto, otros de siempre, que me recuerdan que nunca estoy sola, nuca falta quien esté dispuesto a escuchar, pero hay quienes sin importar hora, día, estado de ánimo, distancia, medios, siempre están ahí, escuchando , que me conocen al grado de adivinar mi sentir entre líneas e invitan a que saque todo eso, que no me dejan que me quede con eso atorado en la garganta y me hacen espacio en su vida.

Esas dos llamadas de anoche me ayudaron a terminar de sacar todo lo que quedaba rezagado. Quizá el frío siga suspendido en el ambiente, pero habrá calma. Seguiremos buscando medios para mantener el calor y que ciertas llamas que languidecen no perezcan.

viernes, marzo 26, 2010

Nubes...



Nubes negras han cubierto mi cielo, amenazando con desatar una gran tormenta. Las gotas se apresuran a caer y saltar en el asfalto, rebotar en mi cara y mezclarse con la sal para que nadie advierta su presencia. Hay relámpagos que iluminan por momentos mi cielo y puedo ver mis manos, mis piernas, mi entorno, como si tomara fotografías de cada instante y por más que miro a todos lados cuando esas pequeñas ráfagas de luz aparecen, el ambiente sigue oscuro, frío, el agua se lleva consigo el poco calor que guardaba mi cuerpo y tiemblo. No se si es por frío, no se bien si hay un toque de miedo, o la sensación de todo aquello que sale de mi y se diluye en la banqueta, se la beben las plantas y yo me renuevo quedando vacía, lista para recibir lo que venga.

Y extiendo los brazos buscando encontrar algo en esta densa oscuridad, pero solo me encuentro yo, perdida en un abismo que no muestra salida, ni una guía para saber si voy saliendo o me acerco irremediablemente al borde del barranco, donde el próximo paso puede ser el último. Todos los sentidos atentos buscando calor, aroma, sonido, una silueta, un algo que me muestre, que aunque no pueda o no quiera detenerme, que voy bien, que la tormenta corre en sentido contrario y que estoy por salir de ella, que el sol saldrá a tiempo y tenga oportunidad de henchir mis pulmones y renovarme para ir a ti.

Y es que es tanta la falta que me haces...

sábado, febrero 27, 2010

Parece que fue ayer...


Cuando me encontraba a la espera, emocionándome por cada cambio en ti, en mi, sintiéndote antes de tenerte entre mis brazos. El tiempo se me fue en un parpadeo desde el momento en que supe que llegarías hasta hoy, esta espera me ha parecido solo un suspiro. Si apenas ayer me la pasaba pensando como serías, el color de tus ojos, tus gestos al sonreír y ahora te veo y no te pareces a nadie, eres solo tu, llenando por completo tu nombre, iluminando y brindando calor a toda persona que tocas. Apenas ayer medias 53cm y te acurrucabas en mis brazos como un ratoncito. Ahora ya eres mi ratón, mi princesa, mi Aimée.

Pareciera que fue ayer cuando algo me decía que mi pequeña Aimée llegaría a iluminar mi vida, pero nunca imaginé el alcance de todo esto, pues han sido ya 4 años tan llenos de risas, llantos, preocupaciones, de noches sin poder dormir porque tu tampoco podías hacerlo y aquella noche en la que tu velaste por mi. Cuatro años que significan más que las velitas puestas en el pastel, o que los deditos de tu mano con los que les dices a todos los años que tienes ya. Son mucho más que eso, es un saber que juntas podemos hacer lo que sea, que mi motor es y siempre serás tu, porque todo lo que hago lo hago por ti, para ti, con todo mi corazón y tu me regalas tus sonrisas y me liberas de toda la carga que traigo de fuera cuando me abrazas y me dices que me quieres, cuando me dices mamita, incluso en las ocasiones en que tbn la hago de papá.

Y tal y como hemos estado juntas este tiempo, quiero que sepas que podrás contar conmigo siempre, que yo te escucharé y que toda palabra que salga de mi boca será pensando en tu bien, porque eres lo más importante en mi vida y no quiero que nada te dañe. Se que es tu cumpleaños, pero yo no me canso de agradecerle a la vida que me ha dado a mi el mejor regalo. Así que en esta ocasión a ti te cantamos por un Feliz Cumpleaños y por dentro yo me digo Feliz No Cumpleaños, ayer, hoy y los días que Dios me preste de vida.

Felicidades ratón!!

(Aunque ya pasaron 2 días, yo sigo festejando que estés aquí…. Te quiero!!)

jueves, febrero 11, 2010

Maldita mercadotecnia...



Se la pasan anunciando por todos lados lo mismo… las calles las ve uno vestidas de rojo y blanco, decoradas con cupidos, y demás símbolos representativos de la fecha. Si los osos de peluche fueran extraterrestres, de seguro creería que nos han invadido. Por doquier se ven chocolates de formas, texturas, mezclas, envolturas diferentes, llamativas, pero todas alusivas a la misma fecha y el antojo aumenta, pero antes que lo resienta mi cuerpo los guardo en la bolsa y creo que ya hasta tengo colección.

La radio, la televisión, derrama miel. En la oficina, la carpeta de “empanadas” de la vecina se escucha con más frecuencia y yo que intento concentrarme, termino escuchándola cantar, incluso canta las que salen de mi reproductor, a las que no presto mucha atención para intentar “concentrarme” en mis mil pendientes.

Las rosas rojas que me encantan (por su vivo color) parecen alucinaciones, con las que me encuentro en todos lados. En los calendarios, en recepciones, en cada esquina. Y prefiero la rosa blanca del fondo de mi pantalla.

Por todos lados la mercadotecnia a todo lo que da, porque habremos de condicionarnos a demostrar el afecto solo una temporada en el año? Las ocasiones las debe generar uno, justo cuando te nace tener un detalle, decirle a alguien sinceramente que se le quiere, aunque la tachen a uno de cursi. Hacer, decir, mover, porque uno así lo siente, no porque todos los demás lo están haciendo, sin generarse falsas expectativas de cosas que a lo mejor no te suceden en ese instante y darles el valor apropiado cuando llegan a suceder.

Todos los momentos son especiales y que importa si es enero, abril, agosto, 1, 25 o 14… un “Te quiero” no se agenda, no se condiciona, se dice y ya. Incluso hay ocasiones que no es necesario decirlo, se demuestra, se transmite. Conozco quienes solo en estas fechas regala flores a su pareja y el resto del año viven peleando.

Yo no espero nada en esta fecha, hace un buen tiempo deje de esperarlo y la tendencia que me hizo reaccionar se mantiene. La gente que quiero lo sabe, porque me doy mi tiempo para demostrarlo, las palabras y detalles que tengo, ellos los inspiran.

Por eso molesta que la maldita mercadotecnia presione para que algunos hagan y digan por “compromiso” Desde cuando el cariño está condicionado a lo que digan los demás? Si lo que les envuelve es sincero, pues felicidades!! Hay 364 y hasta 365 días más para demostrarlo, los abrazos y los besos son gratis, recargables y No engordan!, se pueden evocar con las memorias y no se quedarán olvidados en un juguetero.

Aunque… si nos ponemos a pensar fríamente, todo es un ciclo y la mercadotecnia con su creación de necesidades mantiene los flujos económicos y todo lo que eso implica… sorry, sorry, yo por eso decía…

Maldita mercadotecnia cuando incita a palabras, detalles y promesas vacías…

jueves, febrero 04, 2010

Todo leve...

Hace ya tanto tiempo que no escribo, y no es porque no tenga nada que decir… es simplemente que mi mente se ha llenado de tantas cosas y las palabras que salían y se acumulaban no eran las que reflejaban mi sentir, eran tan solo chispazos, fuga de vapores para vaciarme un poco de la presión y poder seguir adelante. Tranquila como siempre he sido, pretendiendo de nuevo que en mi no pasa nada, hasta llegar a creerlo.

Ahora todo eso ha pasado, de nuevo estoy tranquila, sonriente, igual con muchas cosas en la cabeza y acumulándose más con el paso de los días. Demasiado trabajo que mantiene mi mente enfocada y alejada de las divagaciones. Escuchando música que me recuerda tantas cosas buenas. Soñando en que todo lo bueno que se pinta en el horizonte puede hacerse realidad, que muchas de esas cosas son solo cuestión de tiempo y de poner todo en ello, por sostenerlo, alimentándolo y dejando que crezca, muy pese a las mil barreras que se han ido formando al paso de todo este tiempo.

Este primer mes se me fue en un parpadeo y me anima y me preocupa y recapitulo todo lo que ha habido en mi vida en los últimos meses y estoy convencida que ha sido lo mejor que me ha pasado. Tomé una decisión difícil pero que cada día me convenzo que es lo mejor, pues eso no me llevaba a ninguna parte. Y miro a la que juraron que sería la “gran perdedora” y lo último que tiene es cara de perder, al contrario, ha ganado mucho más que si no se hubiera tomado esa decisión, se tiene libertad, aprecio y el cariño que no recibe de su parte se lo brindan muchos muchos más y tan mía como siempre y tan invisible como últimamente, que he llegado a pensar que solo fue producto de mi imaginación, que me dejó un gran tesoro y todo lo demás se lo llevó el mar en su vaivén. Ya no mueve, ya no afecta, ya no inspira, las palabras que pudieran nacerle se fueron con cada trozo de papel que dividí en tantas pequeñas fracciones.

Hay palabras nuevas, otros mundos, nuevas historias y tantas manos que se tienden para recordarme que no estoy sola, que nunca lo he estado y que con el paso del tiempo solo se han ido sumando.

Hoy después de escribir en papel, me nacieron las ganas de hacerlo por aquí, de terminar de sacar todo eso que guardaba. Lo que aun atesoro y temo mostrar sigue en ese cuaderno que me acompaña a todas partes, que es testigo de lo que me pasa y guarda celosamente lo que le llego a confiar.

Y aun hay miles de ideas que se agolpan en mi mente, que me invaden, que se pelean entre si, tratan de clasificarse entre del trabajo, de la casa, los seres queridos, las divagaciones y la música me transporta y por hoy, tal como lo hizo ayer, me han robado una sonrisa, con la que me he ido a dormir y me acompaña todo el día.

Alguien me dijo un día “llévatela leve” y que sabio fue. Hoy puedo sentir la levedad de mi ser.