miércoles, abril 14, 2010

...

Simplemente ya no tengo NADA que decir, las ideas una vez más se bloquean para que no hagan daño, para que la mente deje de tejer sus novelas que ni ella misma se cree, que al despertar se da cuenta que la realidad es muy diferente y que los frentes fríos no han terminado, y ningún meteorólogo puede determinar a ciencia cierta si pararán algún día.

Por lo pronto las nubes de tormenta se han estado alejando, ha soplado un viento helado que se las ha llevado hacia otra parte y de nuevo la aparente calma ronda mi vida. Aprovecho los momentos en que puedo estar fuera, para que el sol entre por mi piel y caliente un poco en este invierno interminable. O quizá es momento de mudarme una vez más, buscar un sitio más cálido aunque eso signifique empezar nuevamente de cero.

Es solo cuestión de tiempo para que el último hilo que me tenía sujeta se reviente, ya está pactado un encuentro para finiquitar todo y volver a ser tan extraños como siempre. Prepararé las sonrisas para ver si a alguien le llama la atención, pero sin esperar por nadie, por nada. Gracias a Dios mi vida está llena de gente muy valiosa, unos nuevos, otros no tanto, otros de siempre, que me recuerdan que nunca estoy sola, nuca falta quien esté dispuesto a escuchar, pero hay quienes sin importar hora, día, estado de ánimo, distancia, medios, siempre están ahí, escuchando , que me conocen al grado de adivinar mi sentir entre líneas e invitan a que saque todo eso, que no me dejan que me quede con eso atorado en la garganta y me hacen espacio en su vida.

Esas dos llamadas de anoche me ayudaron a terminar de sacar todo lo que quedaba rezagado. Quizá el frío siga suspendido en el ambiente, pero habrá calma. Seguiremos buscando medios para mantener el calor y que ciertas llamas que languidecen no perezcan.

4 comentarios:

Alejandro dijo...

Pasando al site de Andaira-Arisla/esquina web "Unas palabras ya no al viento", dedico las siguientes palabras:

Abril y el viento.
Calle deseo.
Una lágrimas de desliza en el teléfono.
Exhalando, viertes frente al monitor,
los últimos signos pensantes del miércoles.
Los kilómetros no existen.
Magía y ensueño.


Saludos, un beso.

Trovator dijo...

Lo ideal, lo óptimo, es hallarse en un lugar de plena felicidad, sin ataduras de ningún tipo. Difícil labor cuando hay algunos factores aún merodeando por la cabeza.

Empezar de cero, claro que asusta, sin embargo la posibilidad está dada, la ventana no dirige a un precipicio, sino a la transición hacia una nueva puerta.

Adelante, acá estamos con todo el apoyo necesario! Y más.

Un abrazo!!!

blackeagle-italiano dijo...

Animo Aris, te noto y con lo que va de mi regreso a los blogs, te he leido muy decaida!!

Espero pronto dejes esto atrás y con el pasar de los días las cosas huelan mejor!!!

Un abrazo fuerte!! (pasame tu cel, perdi el mio y no te tengo)

aNdAiRa dijo...

Alejandro: Pues eres bienvenido cuando gustes a vaciar las ideas, aquí siempre habrá un espacio disponible, gracias por lo que se dice, por un momento me uso a divagar debido a una confisión...

Trovator: El lugar ideal... como quisiera estar ahi, desconectarme un poco para parar tanta cosa que pasa por la mente, pero este año se resuelve gran parte de mi vida... ando en la búsqueda de un lugar que me aloje a partir del año entrante, la lista empieza a crecer y pues ya te avisaré ahora a donde me moveré. Un abrazo.

Frank: Se que suena triste pero no, hasta eso, he estado muy bien, es solo que tengo muchas cosas atoradas en la cabeza que necesito sacar, pero ahi de a poquito... y pues del cel.... te lo paso en tu correo, que bueno que me avisas para tbn actualizar el tuyo... Un abrazo grande grande!!!