miércoles, abril 15, 2009

En medio del dédalo y sin ovillo...

Las paredes son enormes… un metro sobre mi cabeza, es un jardín de ramas entrelazadas, todo verde y vacío, no se escucha ni el crujir de alguna rama, ni el trinar de los pájaros. Y yo me encuentro en el centro de este dédalo, con el propósito de encontrar una salida, de cambiar el paisaje, de aclarar los pensamientos y saber si hay algo al final, pero sobre todo si ese algo del final es lo que he estado esperando.

Me encuentro en el centro del dédalo caminando sin rumbo, doblo hacia la izquierda, hacia la derecha y creo que por este lugar ya he pasado un par de veces. Sin estrellas que guíen mis pasos, sin un viento que sople y me traiga una pista de su olor. No tengo el ovillo, Teseo nunca lo regresó, tampoco estoy segura que haya matado a la bestia.

Y si es a esa bestia a quien me encuentro en mi andar? Si esas carcajadas se acrecentan y la cabeza termine por estallar, perder la conexión? Tanto silencio y tanto tiempo que la cabeza se llena de ideas, asaltan los miedos, reconfortan las buenas memorias, los ojos arden de lo poco que se ha dormido y de los torrentes internos que encuentran en ellos la única salida.

Todo es tan confuso y no he aprendido la lección, no solo ya he pasado por aquí, sino que me he perdido en el mismo lugar, buscando un rastro cálido que me han quitado de tajo.

Teseo ha liberado la bestia y me ha dejado en medio del dédalo y sin ovillo.

8 comentarios:

Troba dijo...

la peor bestia está en el centro del laberinto de nuestros egoísmos.

besos!

LUIS TORRES dijo...

si no hay hilos que nos guie hacia la salida liberadora, el instinto, la cabeza fria, y pisar fuerte nos puede llevr a buen puerto...

Solo Alberto o Alberto solo dijo...

Me gusta que tus post me hacen pensar y disfrutar de la lectura

Trovator dijo...

Habrá una guía que nos permita salir.. siempre... puede que no sea un ovillo; tal vez ni siquiera pequeños rastros de pan para saber el camino de regreso... pero ten por seguro que hay una guía, invisible e indeleble.

Esta guí nos permite salir de donde estemos, la bestia es la que nos teme, podemos salir cuando estemos listos... las barreras son de azúcar, débiles, y tu eres fuerte, lo sé.

Un abrazo grand grande grande :D

Anónimo dijo...

la traes!!!!

Samara Morgan Lacroix dijo...

Hola!, buen blog!, te invito a que pases por por el mio


www.lacatedraldelasmelodiassangrantes.blogspot.com

Un saludo!!

blackeagle-italiano dijo...

Me dejaste en cuadros, o con la vista viendo para todos lados!!! jejeje no se, pero a mi también me pusiste a pensar.

Eso de caminar sin rumbo es tan fácil de presentarse, a veces puede traer cosas excelentes y extraordinarias, no apostar, dejar que el mundo y toda fuerza trabaje en ello, creeme he pasado por esos rumbos sin idea y ha resultado grandes cosas, espero que la nueva que anda rondando me lleve a buen puerto, es un lugar que desconozco pero se que al menos algo nuevo resultara a beneficio mio. Pasar por el mismo lugar varias veces también es algo de humanos, a todos nos pasa, quiza no sea tan malo despues de todo, pero si afecta en demacia creo hay que sentarnos con aquel silencio del post pasado y platicarlo, nunca dejara de salir cosas buenas en esos ratos y creeme, preguntar ciertas cosas a los pequeños también ayudan a sacar de dudas, los niños son sabios y aprende uno mucho de ellos o nos abren esa ventana que no habiamos visto!! No se, creo me hice bolas pero te digo que estoy feliz de haber regresado y volver a leerte Aris!!! Llegue con las pilas bien puestas, con más baterias que las del conejo que sigue y sigue... y sigue!!! Un beso y abrazo!!!

aNdAiRa dijo...

Troba: En este tiempo me di cuenta que lo que yo crei que era la bestia era tan solo la sombra de un pequeño animalito que anda más perdido que yo...

Luis: Así es mijo ya saqué unas cosas de mi mente, libere miedos y he prestado más atención al camino, si sigo avanzando saldré del laberinto... de hecho parece que ahi adelantito se ve la salida, veamos que hay del otro lado del laberinto.

Alberto:Que bueno que te gusten mis post... y pues cuando gustes eres bienvenido por aca... prometo escribir más seguido...

Trovator: Asi es amigo... hay una guía, es solo cuestión de prestar un poco de atención a esas señales que nos muestren cual es el camino a la salida, porque esa salida existe y esa bestia resultó ser un espejismo que liberé de mi y dejó de imponer, de hecho creo que me ayudó porque se llevo a Teseo lejos de mi, porque solo obtuvo lo que quería, y al llevarse el ovillo me ayudó a prestar más atención a lo que me rodea, no solo buscarle inútilmente. Gracias por tus palabras, ellas me ayudan a ser fuerte... un abrazo...

Anónimo: si chico ardilla se que eres tu... y no... por enésima vez, no es roña y tu si mataste a la rata...

Samara: Gracias por la visita, prometo darme una vuelta por el tuyo... Saludos

Frank: Holaaaaaaaaaaaaa bienvenido de regreso, no sabes cuanto se te extrañó, eso de las mentes volátiles como que es contagioso jajajjaa Muchas gracias por tus palabras, creo que tanto dar vueltas por el laberinto ha enredado mis ideas, pero se que en la salida hay algo bueno... alguna recompenza además de todo el aprendizaje que tuve dentro del dédalo. Aprendí mucho, de la bestia, de Teseo, de las señales, a reponerme de las caidas y sanar, estar en paz. Se que del otro lado del laberinto algo me espera y siento que estoy cerca... ultimamente todo ha estado bien y mejorando. Un abrazo, que bueno que vengas con la pila recargada... yo feliz de la vida de ponerme a pensar tbn con tus ideas... Te dejo un abrazo grande grande y un beso (sin virus jeje)