viernes, octubre 16, 2009

¿Porqué?


¿Por qué la gente suele ser así? Uno cree, se forma ideas mentales que se refuerzan con acciones, actitudes. Y el tiempo pasa y todo siempre bien, uno piensa que puede llegar a conocer a una persona, se ha compartido tiempo, experiencias, risas, llanto y mucho más.

Pero hay gente que en la adversidad cambia, se aleja, se aísla, hiere. No se sabe cual de las 2 es la verdadera, pues son completamente antagónicas, entonces esa imagen mental se va desmoronando y no hay un brillo detrás, las cosas se escapan de la mano y uno siente que está vacía, que se sostenía de un fantasma.

Para esos cambios alegan que es para que no “duela” el adiós, pero duele más matar todo eso. La verdad ya no sé quien es... que hace… que significa… que de lo que dice es verdad, si dice una mentira sobre otra y aunque se le desmientan frente a frente, cree que con tan solo una sonrisa lo puede arreglar, pero la imagen se desgarra aún más.

Yo no entiendo porque la gente cambia, o quizá así son en realidad, solo que todo eso estaba oculto a la vista, o cegado por lo que me aferré a creer. Ahora lo único que me queda es desearle éxito y comprender que lo importante y relevante entre su persona y la mía son diferentes… demasiado diría yo.

Esperemos que todo esto solo sea producto de mi imaginación y de las tensiones que se han ido acumulando.

5 comentarios:

Solo Alberto o Alberto solo dijo...

Lo peor de todo es que no hay un punto medio entre esas dos personalidades antagonicas y muy en el fondo sabemos que la real es aquella que nos aleja.

blackeagle-italiano dijo...

Nunca acabamos de conocernos a nosotros mismos, de ver que hacemos algo de lo que jamas creimos que podriamos ser capaces!!! Entonces menos logramos conocer nunca a los demás!!

Pero animo Aris y a festejar de lo que nos da la vida!! Lo bueno y malo!!

Abrazo!!

Alejozz dijo...

Hola Aris, me da mucho gusto pasarte a saludar.

Esta entrada comienza con una incógnita que te aseguro proviene de tu madurez pero que aún no halla respuesta madura. Es la duda también la que nos intensifica, pues no nos basta con la supuesta claridad de las cosas, seguimos dudando, como si fuera lo único que tenemos...

El cambio, el tiempo, la vida, la realidad, el dolor, el amor, son ideas que repasaremos una y otra vez, pero llegará un momento en que las palabras no nos darán cobijo, y tendremos que preguntarle directamente al infinito la verdad de las cosas.

El tiempo es tan fuerte que arrasa con cuanto no queremos dejar libre; nuestro mundo se cae cuando alguien nos hace daño, desafinando la confianza que habíamos puesto en aquella persona.
Pero la experiencia se impone, y no debe volver a pasar. En las cosas del amor es necesario el equilibrio, no entregar todo de nosotros y tampoco esperar a que nos entreguen lo mismo. El amor no es cantidades. No es una inversión.

Por eso nos lastiman, porque nos entregamos de más, nos ponemos demasiado al alcance.

Te mando un beso y un abrazo gentil, admirándome de la calidad de lo que no dicen tus escritos, pero que revelan mucho más de ti.

Trovator dijo...

Tal vez la gente no cambia, simplemente tiene una actitud que se va disipando y dejan verse como finalmente son.... Tienes razón, duele mucho el corte violento.. así como la indiferencia y el alejamiento.. gracias a estas cosas mucha gente prefiere tener un corazón acorazado.

Pero hay otra gente a tu lado, siempre, con una actitud que perdura y listos para dar la mano. Ánimo, acá estamos :D

Un abrazo grande!

Luis Torres dijo...

Todo el mundo cambia, unos para bien otros paramal, el ser humano es de cambio y costumbres constantes.

Yo creo ke ese "amigo" que traiciono a alguien, en el fondo no era amigo, y lo ke uno descubre en realidad es ke nunca lo era, y eso creo es lo ke duele.