viernes, septiembre 05, 2008

Algo en que escribir

Como me hizo falta papel y lapiz para plasmar lo que habia en mi mente en ese momento. Todo era silencio, paz, tranquilidad, el ambiente idoneo para que las palabras fluyeran, una sonrisa que iluminaba el rostro y una paz que envolvia los parpados. Habia pasado tanto tiempo y pareciera como si en un parpadeo aparecieran muchas cosas en mi vida y la linea del tiempo haya decidido seguir su curso, con unas muchas enseñanzas, con mas paciencia, mas sonrisas, mas platicas, menos miedos.
Como hubiera deseado no haber olvidado mi cuaderno en ese momento y profanar la blancura de sus hojas con la tinta negra de mi pluma. Estuve tentada a utilizar la piel de lienzo, pero eso afectaria a lo plasmado por la mente, se alejaria de la idea que hacia que los dedos me picaran ansiosos por escribir.
Y el tiempo transcurria y la paz seguia envolviendo el ambiente, las palabras se agolpaban en la mente, el frio se habia ido, lo esperado se habia cubierto. No faltaban las risas, los juegos teatrales y las bromas reciprocas. Y yo mirando la escena fijamente, captando los sonidos, las imagenes, anhelando por encontrar un pedazo de papel para poder escribir todo lo que me acompañaba, seguir con los puntos suspensivos y dejar el escrito abierto a lo que venga por ahi.
Me hubiera gustado tener algo en que escribir para que pasaran los minutos, para recordar lo que tengo por decir. Escribir cada uno de los detalles y repetirlo y repetirlo, las veces que yo quiera por el lapso que considere necesario.

En ese momento no lo pude plasmar, pero creo que para el caso, una mirada dijo mucho mas.


Sorry si no puse acentos, pero este teclado esta loco...

6 comentarios:

carla'sdreams dijo...

hummmm , lo escribes en la memoria y dura para siempre ...besitos.

Alejozz dijo...

Saludos. Al leer tus textos se siente un aura muy natural y femenina; una mirada íntima a todo un universo dulcemente emocional. Escribes de dientes para adentro: una dulzura. Abrazos.

blackeagle-italiano dijo...

Así me ha pasado que en ciertos lugares y momentos quieres y necesitas de un instrumento y no hay ni como. Me llego a pasar en el teatro cuando requeria de mi mp3 para grabar los canticos de una belleza de melodiosa música que emitia una europea. Nunca podre volver a escucharla. En estos casos cuando quieres tener algo donde escribir y ni como, se siente mucha impotencia!!

Saludos Aris, disculpa la tardanza, apenas he tenido tiempo, ayer no habia cuestiones laborales pero fue de todo el día celebrandole a mi hermana, ya habia leido el post de Monterrey pero no puse comment, deja paso a hacerlo!!

Trovator dijo...

Cierto, muy cierto, sucede que a veces se necesita plasmar los pensamientos en una manera más indeleble que lo que las palabras suelen ofrecer, aunque eso que dices de la mirada ayuda mucho, en verdad mediante esas ventanas del alma se puede decir mucho más...
Un abrazo!

Solo Alberto o Alberto solo dijo...

Tus palabras son oportunas para las 2:30 de la mañana mientras trato de escribir la novela que no quiere ser escrite. Pero tambien son ideales para recordarlas en ese momento del día que el viento sopla y deja salir las palabras de su resguardo.

¡oye tambien eres gayo, ja!

aNdAiRa dijo...

Carla: Ahhh si se pudiera, lo malo es que mi memoria es pésima, poer eso requeria algo para escribir, aunque fueran cosas sin setido o demasiado extrañas.

Alejozz: Gracias por tus palabras... me dejaste a mi sin ellas.

Blackeagle: Ahhh si es tan inquietante querer plasmar o rescatar algo y no poder y no es lo mismo lo que dicta el momento a lo que recupera la memoria. Ahh y no hay problema con la tardanza, comprendo tus multiples actividades, mucho éxito en todo va...

Trovator : Ahhh si, las miradas son mágicas, y lo que queria plasmar llego a su destinatario en la mirada, y ami solo me queda un recuerdo y un anhelo porque la mala memoria no traicione.

Alberto: Ahhh asi que noctambuleando ehh!! apoco no son hermosas las madrugadas y todo fluye... gracias por pasar a leer y da gusto que de algo lleguen a servir, además de despejar mi mente. Bievenido cuando gustes... Saludos