sábado, agosto 09, 2008

Vuelven a las andadas


Y los pensamientos vuelven a asaltar la mente.

Uno tan tranquila que estaba cuando de repente llega un alguien que con unas cuantas palabras llega a mover todo en el interior, a agitar la mente y preguntarme repetidamente... ¿Y ahora qué?. Palabras que intentan hacerme cambiar, que abogan por el pasado, ensuciando la pureza de sentimientos, chantajeando el alma.

Entre pregunta y pregunta se han colado sus palabras, han abierto la puerta a futuras interrupciones, que pueden subir de tono, que saben por donde llegarme para hacerme tambalear. Palabras sentidas, sinceras, pero que no concuerdan con mi manera de ver, que tienen la versión extranjera de un cortometraje de mi vida. Palabras que no comprenden, que aseguran que estoy en un error, cuando por más que lo analizo más me convenzo que fue lo mejor.

Por eso he decidido salir, que el viento roce mi cara, que las gotas de lluvia me hagan no pensar, que la sonrisa de esa pequeña me llene y confirme que no necesito nada más. El silencio se prolongó, todo parecía tan ideal y el viento ha comenzado a soplar, trayendo consigo alertas. Y subo la guardia y no me importan sus palabras y hay quien me reconforta, hay quien es directo conmigo para protegerme.

Y entonces me digo "Qué mas dá, que digan, que hablen, que opinen, que griten si quieren. El viento es mi aliado y traerá el mensaje si, pero también se lo llevará de vuelta lejos de aquí."

6 comentarios:

LUIS TORRES dijo...

Que bonito blog me acabo de encontrar, bonitas palabras mucho sentimiento encontrados..

sigo leyendo..y amenazo con otras visitas..

Trovator dijo...

Subir la guardia, estar atenta... esos pensamientos que vienen a la cabeza como fantasmas y no quieren desalojar la mente sino hasta que han logrado llegar al corazón. Según ya lo que se quiera es prudente situar la guardia en un lugar sensato, para que esos fantasmas ya se vayan perdiendo, aunque sea poquito a poquito. Saludos!

Solo Alberto o Alberto solo dijo...

yo escribo que: mejor la tormenta que la calma, mejor la pasión que la monotonía.

Claro, esto te lo dice un apostador.

blackeagle-italiano dijo...

La vida en si tiene sus altibajos. Llegan momentos relajantes, otros tempestuosos. En casos hasta suspiros murmurantes de los que mejor hacer oidos sordos pero eso si, el optimismo y la alegría siempre!!

Saludos Aris, aproveche para leer el post de abajo!! y dejar comment también!!

aNdAiRa dijo...

Luis: Bienvenido ahora y las veces que gustes... gracias por pasar..

Trovator: Eso, mantener la guardia arriba para que los ataques no puedan lastimar. Y esos fantasmas ya los quiero mandar a flotar por otros lados, pero a la gente como le encanta remover cosas y volver a las andadas. Saludos

Alberto: en cierto punto tienes razón, pero en el caso particular que me llevó a escribir esto.. prefiero que se esos que vuelven a las andadas se callen y me dejen en paz, fue mi decisión y no tienen porque venir a pretender cambiarla, si no lo logra el principal afectado, otros personajes menos.
Pero gracias por las opiniones y por detenerte a leer y romper el silencio.

Blackeagle: Asi es amigui... que seria de la vida sin esos altibajos y las tempestades, pero este es un capítulo que quiero cerrar, gracias por los ánimos... y eso haré.. oidos sordos...
Saludines

Amalthea dijo...

De desiciones se llena la vida, buenas o malas da igual, mientras llenen. Estoy de acuerdo con la guardia, pero que sea de coladera, para que te deje ver, sin herir.
Aplausos a las mujeres bravas que como tu, deciden y defienden lo que deciden.